El secreto en tres partes:

La segunda parte

Contexto

Inmediatamente después de haber mostrado la suerte de los condenados [en la primera parte del Secreto de Fátima], a los tres niños pastores de Fátima el 13 de julio de 1917, Nuestra Señora les confió luego la segunda parte del Secreto. Esta segunda parte, en primer lugar, concierne a los pedidos de la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María y de las Comuniones de Reparación en los Primeros Sábados, y a las consecuencias de dejar de prestar atención a esos pedidos. Como recordó la Hermana Lucía en sus ‘Memorias’, la segunda parte del Secreto es como sigue:

Texto de la Segunda Parte del Secreto
Para salvarlas [las almas de los pobres pecadores que están en camino del infierno], Dios quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón. Si hicieran lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz. La guerra va a acabar. Pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche alumbrada por una luz desconocida, sabed que es la grande señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre.
Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si atendieran mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.1
Conclusión de todo el Secreto de Fátima 
Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz.
Comentario

El Secreto es una parte de lo más importante en el Mensaje de Fátima, y por lo tanto necesita ser reflexionado cuidadosamente. El Hermano Michel de la Sainte Trinité, autor de la obra erudita sobre Fátima, en tres volúmenes, The Whole Truth About Fatima (Toda la verdad sobre Fátima) nos da el siguiente comentario sobre la segunda parte del Secreto de Fátima:

Importante análisis de la estructura
del Segundo Secreto

A primera vista, la estructura de esta segunda parte del Secreto es confusa. En realidad, si nosotros analizamos atentamente este texto, descubrimos que está construido perfectamente, en dos partes estrictamente paralelas, donde catorce términos corresponden rigurosamente a otros tantos, siguiendo un plan claro, lógico. Presentamos aquí esta rigurosa correspondencia en forma de sinopsis.

I. Evoca la intención salvífica de Dios

A. Descripción del infierno:
“Para salvarlas,”

A. Descripción de los castigos:
“Para evitarlos,”

II. Nuestra Señora afirma sus pedidos

B. “Dios quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón.”

B. “Vendré a pedir la Consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón, y la Comunión reparadora de los primeros sábados.”

III. Primera posibilidad: si los hombres obedecen

C. “Si hicieran lo que os voy a decir,”

C. “Si se atendieran mis peticiones”.

IV. Nuestra Señora expresa una doble promesa

D. “se salvarán muchas almas”

D. “Rusia se convertirá”

E. “y tendrán paz. La guerra va a acabar.”

E. “y habrá paz.” V. Segunda posibilidad: si los hombres se niegan a obedecer

F. “Pero si no dejan de ofender a Dios,”

F. “si no,” (“si mis pedidos no son atendidos”.)

VI. La amenaza de un castigo terrible

G. “En el reinado de Pío XI comenzará otra (guerra) peor. Cuando veáis una noche alumbrada por una luz desconocida, sabed que es la grande señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre.

G. “(Rusia) esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.

La Clave del drama

La cuestión se plantea así: ¿por qué esta construcción del Secreto en dos partes? ¿Que sentido puede tener?

En primer lugar, parece que este texto, donde dos veces seguidas se alternan las promesas más atractivas con los castigos más espantosos, es mucho más elocuente, más convincente, más persuasivo de lo que sería una franca exposición, listando simplemente los hechos como siguen cronológicamente.

Sin embargo, también hay algo más. Esta duplicación, este “efecto rebote” de la profecía, en la que se repiten los mismos temas correspondientes a cada una con precisión, tiende, visiblemente, a subrayar la importancia capital, decisiva, de la frase en el centro de la exposición. Así, se convierte en la frase clave.

Al expresar los pedidos del Cielo tan precisamente como le fue posible, Ella (Nuestra Señora) pone en evidencia la única condición para la salvación, el único remedio para todos los males terribles mencionados en el texto, y que están otra vez afirmados más vigorosamente: “Para impedir... (los castigos), vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, y la comunión reparadora de los primeros sábados”.

Este es el corazón del drama. La estructura del texto lo pone de manifiesto de la forma más notable. Esta es la clave de la profecía, pues todo depende de este doble pedido: todo lo que lo precede y todo lo que viene detrás de este. Puesto en el centro de la presentación de las promesas y castigos, se destaca como la única condición de su cumplimiento.

Por el artículo completo de Frère Michel que incluye este análisis, ver “At This Time of World Crisis: Fatima Is Our Only Hope” (“En este tiempo de crisis mundial: Fátima es nuestra única esperanza”), en la edición 34 de nuestra revista The Fatima Crusader.

Notas:
  1. Hermana Lucía, “Cuarta Memoria”, en Memorias de la Hermana Lucía, (Vice-postulación, Fátima - Portugal, 3ra. edición, 1988) pag. 165. Ver también: Hermana Lucía, Memorias e Cartas da Irmã Lúcia, (Oporto, Portugal, 1973, editado por el Padre Antonio María Martins) pp. 340-341; en el propio manuscrito de la Hermana Lucía no hay elipsis después del “etc”. Ver también Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima - Volumen I: Science and the Facts, (Immaculate Heart Publications, Buffalo, New York, U.S.A., 1989) p. 182.