El Secreto en tres partes:

La primera parte

El Secreto comunicado a los tres niños pastores el 13 de julio de 1917 en Fátima, tenía tres partes. La primera parte fue totalmente revelada en la Tercera y Cuarta Memoria de la Hermana Lucía, escrita por orden de su obispo en 1941. Esta primera parte del Secreto de Fátima describe lo que Lucía, Jacinta y Francisco vieron aquel día. Citamos de las ‘Memorias’ de la Hermana Lucía:

Al decir estas palabras [Nuestra Señora de Fátima], abrió de nuevo las manos como en los meses pasados. El reflejo parecía penetrar en la tierra y vimos como un mar de fuergo. Sumergidos en ese fuego, los demonios y las almas [de los condenados], como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas, con forma humana que fluctuaban en el incendio, llevadas de las llamas que de ellas mismas salían, juntamente con nubes de humo cayendo por todos los lados, semejantes al caer de las pavesas en los grandes incendios, sin peso ni equilibrio, entre gritos y gemidos de dolor y desesperación, que horrorizaban y hacían estremecer de pavor. (Debe haber sido a la vista de esto cuando di aquel ¡Ay! que dicen haberme oído). Los demonios distinguíanse [de las almas de los condenados] por formas horribes y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes como negros carbones en brasa.1 Esta visión fue durante un momento, y ¡gracias a nuestra Buena Madre del Cielo, que antes nos había prevenido con la promesa de llevarnos al Cielo! (en la primera aparición). De no haber sido así, creo que hubiésemos muerto de susto y pavor.2

Luego Nuestra Señora explicó a los niños: “Habéis visto el infierno, donde van las almas de los pobres pecadores”.

Notas:

  1. Traducción española publicada del texto de la Hermana Lucía, “Cuarta Memoria” (Vice-Postulación, Fátima, Portugal, 3ra. edición, octubre 1988) pag. 161. Ver también Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima, Volume I: Science and the Facts, Immaculate Heart Publications, Buffalo, New York, U.S.A., 1989) pp. 181-182.


  2. Traducción española publicada del texto de la Hermana Lucía, “Tercera Memoria”, pag. 103.Ver también The Whole Truth About Fatima, Volume I, p. 182