Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Fátima: Antecedentes Esenciales: Los Pedidos: Ritual del Escapulario para los Sacerdotes

Para obtener el mayor beneficio posible de la devoción del Escapulario Color Café, uno debe ser investido válidamente (lo que a veces se llama “inscrito”) en el Escapulario Color Café por un sacerdote que posea las facultades (normalmente un Carmelita, Dominico o Franciscano), usando un escapulario bendecido por el mismo o por otro sacerdote. Después de que la persona ha sido inscrita apropiadamente en el Escapulario, no es necesario que se le bendigan sus escapularios posteriormente. Una vez que ha sido registrado, usted permanece inscrito hasta la muerte. A continuación se encuentra el Ritual del Escapulario para los Sacerdotes, incluyendo las oraciones de:



Sacerdote: - Muéstranos, ¡Oh! Señor, Tu misericordia.
Respondedor:- Y otórganos Tu salvación.
S - Señor, escucha mi oración.
R - Y deja que mi llanto triunfe en Tí.
S - El Señor esté contigo.
R - Y con tu espíritu.
S - Señor Jesucristo, Salvador de la raza humana, santifica con Tu poder estos escapularios, que por amor a Tí y por amor a Nuestra Señora del Monte Carmelo, Tus sirvientes llevarán devotamente y protejido contra el espíritu del mal, para que por intercesión de la misma Virgen María, Madre de Dios, perseveren en Tu gracia hasta la muerte. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

El Sacerdote hace la Aspersión e Invieste a la(s) Persona(s) al tiempo que dice:

Recibe este Escapulario santo y pide a la Santísima Virgen que por Sus méritos, pueda ser llevado sin mancha de pecado, que te proteja de todo mal y te lleve a la vida eterna. Amén.

Después de la Investidura el Sacerdote Continúa con las Oraciones:

Yo, con el poder que se me ha conferido, te admito a participar de todos los beneficios espirituales obtenidos mediante la misericordia de Jesucristo por la Orden Religiosa del Monte Carmelo. En el nombre del Padre+del Hijo+y del Espíritu Santo+. Amén. Que Dios Todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra, te bendiga, Él que se ha dignado unirte a la confraternidad de la Santísima Virgen del Monte Carmelo; nosotros le suplicamos a Ella que destruya la cabeza de la antigua serpiente para que tú puedas entrar en posesión de tu herencia eterna a través de Cristo nuestro Señor.

R - Amen.



amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar