ACTO DE CONSAGRACIÓN
AL CORAZÓN
INMACULADO DE MARÍA

(Para ser colocado en la Capilla de Nuestra Señora
en el Centro de Fátima)

¡Oh! Inmaculado Corazón de María, Reina del Cielo y de la Tierra, y tierna Madre de los hombres, conforme a Tu ardiente deseo revelado en Fátima, consagro a Tu Inmaculado Corazón, mi ser, mis hermanos, mi país y todo el género humano.

Reina sobre nosotros, Santísima Madre de Dios, y enséñanos a cómo hacer que el Corazón de Tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, reine y triunfe en nosotros, como ha reinado y triunfado en Tí.

Reina sobre nosotros, Santísima Virgen, para que seamos Tuyos en la prosperidad y en la adversidad, en la alegría y en la tristeza, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte.

¡Oh! misericordioso Corazón de María, Reina del Cielo, vela por nuestras mentes y corazónes y aléjalos de la impureza, de la que tan dolorosamente Te lamentaste en Fátima. Ayúdanos a imitarte en todas las cosas, especialmente en la pureza. Ayúdanos a que la paz de Dios, adornada de justicia y caridad, reine en nuestro país y en el mundo entero.

Por eso, Misericordiosa Virgen y Madre, Te prometo imitar Tus virtudes mediante la práctica de una verdadera vida cristiana, sin tener en cuenta lo que otros piensen.

Estoy decidido a recibir la Sagrada Comunión constantemente y a dedicarte cinco decenas del Rosario cada día, junto con mis sacrificios, con espíritu de expiación y penitencia.

Amén.
Nombre:
Dirección:(1):
Dirección:(2):
Ciudad:
Estado/Provincia:
Código Postal:
País:
Correo electrónico:
 
Esta promesa no lo obliga bajo pena de pecado, pero constituye, sin embargo, su promesa
a Nuestra Santísima Señora.