Bases para la Devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Muchos Papas nos recomiendan esta devoción:

Papa Pío XII  -   “Las bendiciones incontables que la devoción al Sagrado Corazón de Jesús derrama en las almas de los fieles, las purifican, reconfortándolas con Celestial consuelo y las incitan a adquirir todas las virtudes.”

Papa Pío XII  -   “La Iglesia siempre ha tenido la devoción al Sagrado Corazón de Jesús en tal consideración, y continúa estimándola tan grandemente, que procura hacerla florecer en todo el  mundo y promoverla en todas la formas.”

Papa León XIII  - Llamó a la devoción al Sagrado Corazón de Jesús una “forma excelentísima de la religión... Esta devoción que Nos recomendamos, será provechosa para todos.”

Papa León XIII   - “En el Sagrado Corazón está el símbolo y la imagen expresa del Amor Infinito de Jesucristo que nos mueve a amarlo en correspondencia.”

Papa Pío XII   -  “Su Corazón es el signo natural y el símbolo de Su Amor Ilimitado por la raza humana.”

Papa San Gregorio Magno  -  (†  a.D. 604) dijo, “Aprendan del Corazón de Dios en las palabras de Dios para que puedan desear ardientemente las cosas eternas.”

Papa San Pío X  -   recomendó esta devoción, como lo hizo el Papa Pío XI y el Beato Papa Pío IX.

Muchos Santos nos recomiendan esta devoción:

El ejemplo de los santos es al mismo tiempo un motivo poderoso para urgirnos a la práctica de una devoción que ellos mismos practicaron. Su ejemplo es una guía segura para mostrarnos como practicarla.

El espacio no nos permite listar a todos los santos que promovieron la devoción al Sagrado Corazón, quienes la vivieron, y sintieron su impulso Sagrado para amar más ardientemente a Jesús. Recordemos la doctrina y el ejemplo de los Santos.

Santa Gertrudis la “Magna”  - (1256-1302) compuso esta oración ejemplificando su amor: “Te saludo Oh Sagrado Corazón de Jesús, fuente viviente y vivificante de vida eterna. Tesoro infinito de la Divinidad, Ardiente Hoguera de Amor Divino...”

Santa Catalina de Siena  - amó esta devoción (al Sagrado Corazón de Jesús) a un grado extraordinario;  ella hizo íntegra donación de su corazón a su Divino Esposo y obtuvo a cambio el Corazón de Jesús.

San Francisco de Asís, Santo Tomás, Santa Teresa de Avila, San Buenaventura, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Felipe Neri, San Francisco de Sales, San Luis Gonzaga,  - a los que han leído las vidas y obras de los Santos, les será posible ver la tierna devoción, admiración y adoración que tuvieron por el Sagrado Corazón.

Pero sobre todo, recordemos la vida y las revelaciones del Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque en Paray-le-Monial. Ella recibió, entre otras cosas, las Doce Promesas del Sagrado Corazón de Jesús. (ver página siguiente)

Respecto a las bases para la devoción al Inmaculado Corazón de María, ver página 17 y ss. de este librito.

Las Doce Promesas del Sagrado Corazón
de Jesús a las familias que lo honren

  1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado de vida.

  2. Pondré la paz en sus familias.

  3. Bendeciré todas las casas en las que sea expuesto y honrado el cuadro de Mi Corazón.

  4. Los consolaré en todas sus aflicciones.

  5. Seré su amparo durante la vida y especialmente en la hora de la muerte.

  6. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.

  7. Los pecadores encontrarán en Mi Corazón una fuente y océano sin límites de misericordia.

  8. Las almas tibias se volverán fervorosas.

  9. Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a una gran perfección.

  10. Daré a los sacerdotes el poder de conmover a los corazones más
    endurecidos.

  11. Los que propaguen esta devoción tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón para no ser borrados nunca de El.

  12. Les prometo, en la excesiva misericordia de Mi Corazón, que Mi amor todopoderoso dará a todos los que comulguen en los Primeros Viernes de Nueve Meses Consecutivos, la gracia de la penitencia final; ellos no morirán en Mi desgracia ni sin los sacramentos: Mi Divino Corazón será su refugio seguro en sus últimos momentos. 
continuar