Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Esenciales: La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María en los hogares

La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María en los hogares

La Entronización es una cruzada para establecer el Reinado Social del Sagrado Corazón en la sociedad por medio de la familia, la célula social. Está basada en la afirmación de Nuestro Señor a Santa Margarita María: “¡Reinaré por medio de Mi Corazón!”

Es una campaña organizada para restablecer a Cristo en la familia y a la familia en Cristo. Es la respuesta a la pregunta: “¿Que podemos hacer para salvar la familia?”

¿Como la Entronización restaura a Cristo
en la Familia?

La Entronización comienza con una ceremonia conmovedora y llena de belleza. En el hogar mismo, en presencia del sacerdote, que preside la ceremonia, la familia reconoce pública y solemnemente que Cristo es el Rey y el Amo amantísimo de su hogar. Esto se hace al haber instalado el padre de la familia un cuadro o estatua del Sagrado Corazón en el lugar de honor, en la sala principal del hogar, como en un trono - de allí la palabra “Entronización”-. Después de este reconocimiento solemne de los derechos soberanos de Cristo Rey sobre la familia, los miembros se consagran ellos mismos al Sagrado Corazón. Con esto, ellos se comprometen a vivir como si el Sagrado Corazón estuviera morando en medio de ellos como lo hizo en Nazaret, tratándolo como un miembro íntimo de la familia, como un Amigo y Hermano.

¿Esto es todo sobre la Entronización?

No, la ceremonia es solo el principio de una nueva vida, una vida de amor; de obediencia amorosa a todos los mandamientos de Cristo y de la Iglesia; una vida de oración: especialmente de oraciones familiares ante la imagen del Rey Entronizado, las oraciones de la tarde y el Rosario en común; una vida Eucarística: de Misa y Comunión frecuentes y aún diarias, vinculando así el santuario de la Iglesia y el santuario del hogar; finalmente una vida de Cristiana penitencia, especialmente rechazando admitir costumbres e ideas paganas, las que están destruyendo lentamente el hogar Cristiano, y haciendo reparación por los crímenes terribles del divorcio, el control de la natalidad y la sensualidad.

¿Por qué la Entronización restaurará
la Familia en Cristo?

Porque en la Entronización, la familia está poniendo en primer lugar a Nuestro Señor y a Sus intereses. En recompensa, el Sagrado Corazón se hace cargo de los intereses de la familia. Nuestro Señor mismo ha prometido que bendecirá y santificará a aquellas familias que lo Entronicen como Rey. El pidió a Santa Margarita María, a quien le reveló Su Sagrado Corazón, de reinar sobre los hogares de los ricos y de los pobres, donde fuera solemnemente recibido como Rey y Amigo, y donde su Sagrado Corazón fuera honrado y amado. “Estableceré la paz en sus hogares: les daré todas las gracias necesarias a su estado de vida: los confortaré en todas sus aflicciones; bendeciré todas sus empresas.” Por lo tanto, nosotros debemos decir con seguridad que este es el medio que Nuestro Señor mismo ha elegido para restaurar Sus derechos soberanos sobre la familia, y a través de la familia, sobre la sociedad misma.

¿Ha sido aprobada esta obra?

Si, en primer lugar por el mismo Sagrado Corazón, como lo evidenció por las incontables conversiones, tanto de individuos como de familias, donde el Sagrado Corazón había sido Entronizado: en segundo lugar, por cuatro Papas del Siglo XX: San Pío X la llamó “una obra de salvación social”. Benedicto XV escribió al Padre Mateo Crawley-Boevey, su fundador: “Nada es más oportuno que vuestra obra.” Pío XI bendijo esta obra muchas veces, tanto pública como privadamente, y Pío XII escribió al Padre Mateo elogiándolo por su obra y alentándolo a continuar “la Entronización, que es tan apropiada para promover el reinado de amor y misericordia del Sagrado Corazón en la familia.”

¿Que debo hacer para Entronizar el Sagrado Corazón en mi hogar?

  1. Conocer que es y cuan importante es.


  2. También es importante contar con un sacerdote que presida la ceremonia, pero no es esencial para ganar las indulgencias. Por importantes razones, el padre o alguien más debe presidir y dirigir las oraciones.


  3. Si es posible, haber ofrecido esa mañana el Santo Sacrificio de la Misa por el reinado del Sagrado Corazón en vuestro hogar, y como acto de amor y reparación al Sagrado Corazón. Toda la familia debe tratar de recibir la Comunión en esa o en otra Misa.


  4. Obtener un cuadro o estatua del Sagrado Corazón tan bello como fuera posible. Si usted ya tiene un cuadro, úselo.


  5. Debajo del lugar de honor reservado para la estatua o el cuadro, disponga un “trono” o “altar”, es decir, una mesa (o tal vez una repisa) cubierta con un mantel blanco, bellamente decorado con velas y flores. Antes de la ceremonia, el cuadro o la estatua y el agua bendita deben estar colocadas en una mesa pequeña cercana al “trono”.


  6. Invite a vuestros familiares y amigos a estar presentes, así usted ya comenzará a ser un “apóstol del Sagrado Corazón.” Haga una reunión familiar después de la ceremonia, con un pastel especial para los niños, quienes por supuesto, deberán estar presentes en la ceremonia, aún los más pequeños.


  7. Haga de este día uno de los eventos más sobresalientes de la vida familiar; cuanto más solemne, mejor, para ser recordado largamente.

Nota: No hay forma más apropiada para comenzar la vida matrimonial de una joven pareja, que entronizar el Sagrado Corazón en su nuevo hogar.

Preparación para la Entronización

Elegir para la ceremonia de Entronización un día que tenga una significación especial para la familia (el aniversario de bodas, por ejemplo), o el día de una fiesta litúrgica apropiada, en la que en lo posible pueda estar presente un sacerdote.

A mayor y más seria preparación para la Entronización, mayores serán las bendiciones que seguirán a este evento. La preparación puede extenderse a tres días (un triduo), o a nueve días (una novena). Esta podría consistir en la recitación de las Letanías del Sagrado Corazón, junto con la siguiente oración preparatoria:

Oración

Oh Divino Corazón de Jesús,/ ven a morar entre nosotros,/ pues Te amamos./ Visita nuestro hogar/ como una vez Tu visitaste/ a Tus amigos en Caná,/ Betania,/ y el hogar de Zaqueo, el publicano. Nosotros queremos poner nuestra familia/ bajo Tu protección,/ y tenerla en íntima unión/ contigo/ Oh Sagrado Corazón de Jesús, Tu eres nuestro más fiel Amigo. Nunca nadie nos ha amado/ como Tu lo has hecho. Y nosotros queremos amarte/ por aquellos que no Te aman,/ ya que Tu eres nuestro Dios y Salvador. Tu eres también nuestro Rey y Señor. Ya que tantos desprecian Tu Realeza,/ queremos invocarla descienda/ sobre nuestra familia. Toma Tu posesión/ de este hogar,/ donde reservamos/ un trono como lugar de honor para Ti.

Concédenos que el día de la Entronización sea/ para nuestra familia y para Ti,/ un día de gran alegría/ y el principio de nuestra vida/ leal en sumisión/ e íntima unión contigo. Todos nuestros pensamientos y acciones deben estar/ en armonía con Tu Sagrada Ley. Queremos abandonar/ nuestro amor propio desordenado/ y amar a nuestro prójimo/ como Tu nos has amado,/ y continúas amándonos.

Viviendo en un mundo/ del que la mayor parte se ha vuelto/ una vez más pagano,/ y ya no Te reconoce,/ Oh Divino Corazón de Jesús,/ pedimos de Tu misericordiosa presencia/ la caridad de los primeros Cristianos,/ de los Apóstoles,/ y de los Mártires. Concédenos que por esta casa,/ que ansía pertenecer/ a Ti completamente,/ otras familias puedan abrazar Tu caridad/ y que así, de familia en familia/ quiera todo el orbe someterse a Tu Realeza.

Oh Inmaculado Corazón de María,/ modelo perfecto de fidelidad a Nuestro Señor/ y de unión con El,/ extiende y afianza ,/ en nuestros corazones y en nuestras familias/ el reinado de la caridad, el reinado del Sagrado Corazón de Jesús. Amen.

Letanías del Sagrado Corazón de Jesús

(Dir.) ¡Señor, ten piedad de nosotros!

(Todos) ¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Cristo, ten piedad de nosotros!

¡Cristo, ten piedad de nosotros!

¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Jesucristo, óyenos!

¡Jesucristo, óyenos!

¡Jesucristo, escúchanos!

¡Jesucristo, escúchanos!

¡Oh Dios, Padre celestial!

   *ten piedad de nosotros.

¡Oh Dios Hijo, Redentor del mundo! *

Dios Espíritu Santo, *

Santa Trinidad, que sois un solo Dios,*

Corazón de Jesús, Hijo del Padre Eterno, *

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre, *

Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, *

Corazón de Jesús, de Infinita Majestad, *

Corazón de Jesús, Templo Santo de Dios, *

Corazón de Jesús, Tabernáculo del Altísimo, *

Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del Cielo, *

Corazón de Jesús, Ardiente Hoguera de Caridad, *

Corazón de Jesús, santuario de justicia y de amor, *

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, *

Corazón de Jesús, abismo de todas la virtudes, *

Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza, *

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, *

Corazón de Jesús, en el cual se hallan todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia, *

Corazón de Jesús, en el cual reside toda la plenitud de la divinidad, *

Corazón de Jesús, objeto de las complacencias del Padre, *

Corazón de Jesús, cuya plenitud se derrama sobre todos nosotros, *

Corazón de Jesús, deseo de los collados eternos, *

Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia, *

Corazón de Jesús, liberal con todos los que Te invocan, *

Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad, *

Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, *

Corazón de Jesús, colmado de oprobios, *

Corazón de Jesús, triturado por nuestro pecados, *

Corazón de Jesús, obediente hasta la muerte, *

Corazón de Jesús, atravesado por una lanza, *

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, *

Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra, *

Corazón de Jesús, nuestra paz y reconciliación, *

Corazón de Jesús, víctima de nuestros pecados, *

Corazón de Jesús, salvación de los que esperan en Ti, *

Corazón de Jesús, esperanza de los que mueren en Ti, *

Corazón de Jesús, delicias de todos los santos, *

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

perdónanos Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

óyenos Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo;

*ten piedad de nosotros.

Jesús, manso y humilde de corazón,

haz nuestro corazón semejante al Tuyo.

(Dir.) Oremos.

(Todos) Omnipotente y sempiterno Dios, mira el Corazón de Tu amadísimo Hijo y las alabanzas y satisfacciones que te da en nombre de los pecadores; y aplacado por Sus Divinos homenajes, perdona a los que imploran tu divina clemencia, en nombre de este mismo Jesucristo, Tu Hijo, que, siendo Dios, contigo vive y reina en unión del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos, Amén.

Letanías de la Santísima Virgen María

(Dir.)  Señor, ten piedad de nosotros.

(Todos) Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros.

Jesucristo, óyenos.

Jesucristo, óyenos.

Jesucristo, escúchanos.

Jesucristo, escúchanos.

Dios, Padre Celestial,

ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

ten piedad de nosotros.

Dios, Espíritu Santo,

ten piedad de nosotros. 

Santa Trinidad, un solo Dios,

ten piedad de nosotros.

Santa María,

*ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios, *

Santa Virgen de la Vírgenes, *

Madre de Jesucristo, *

Madre de la Divina Gracia, *

Madre purísima, *

Madre castísima, *

Madre intacta, *

Madre sin mancha, *

Madre inmaculada, *

Madre amable, *

Madre admirable, *

Madre del buen consejo, *

Madre del Creador, *

Madre del Salvador, *

Madre de la Iglesia, *

Virgen prudentísima, *

Virgen venerable, *

Virgen digna de alabanza, *

Virgen poderosa, *

Virgen clemente, *

Virgen fiel, *

Espejo de justicia, *

Sede de la sabiduría, *

Causa de nuestra alegría, *

Vaso espiritual, *

Vaso honorable, *

Vaso insigne de devoción, *

Rosa mística, *

Torre de David, *

Torre de marfil, *

Casa de oro, *

Arca de la alianza, *

Puerta del cielo, *

Estrella de la mañana, *

Salud de los enfermos, *

Refugio de los pecadores, *

Consuelo de los afligidos, *

Auxilio de los cristianos, *

Reina de los ángeles, *

Reina de los Patriarcas, *

Reina de los Profetas,  *

Reina de los Apóstoles, *

Reina de los Mártires, *

Reina de los Confesores, *

Reina de las Vírgenes, *

Reina de todos los Santos, *

Reina concebida sin pecado, *

Reina ascendida al Cielo, *

Reina del sacratísimo Rosario, *

Reina de la paz. *

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,

perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,

escúchanos Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
ten piedad de nosotros.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,

paraque seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oremos: Suplicámoste Señor Dios, que nos concedas a nosotros Tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y de cuerpo, y por la intercesión gloriosa de la bienaventurada Virgen María, librarnos de la tristeza presente y gozar de la eterna alegría. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar