Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation
Esenciales: Oracin por la Iglesia

Oracin por la Iglesia

Oh Espíritu Santo, Creador, Esposo de María, ten misericordia de la Iglesia Católica. Por Tu Poder Celestial, hazla fuerte y segura contra los ataques de sus enemigos exteriores e interiores. Renueva en caridad y en gracia el espíritu de Tus siervos, a quienes has revelado que deben glorificarte a Ti y al Padre, y a Su Hijo Unigénito, Jesucristo, Nuestro Señor.

María, Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, Tu que ves como la Fe Católica es asaltada por el diablo y el mundo, esa Fe en la cual nos proponemos, con la ayuda de Dios, vivir y morir. A Ti encomendamos nuestro firme propósito de nunca unirnos a asambleas de herejes o a sociedades secretas. Tu, Santísima Virgen Madre de Dios, ofrece a Tu Hijo Divino nuestras resoluciones y obtén de El las gracias necesarias para que las guardemos hasta el final. Amén.

María, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.

Oración por el Santo Padre

Oremos por nuestro Santo Padre, el Papa_________. Dios lo conserve, haga feliz en la tierra y no permita que caiga en manos de sus enemigos.

Oración por los Obispos y Sacerdotes

Sagrado Corazón de Jesús, Divino y Eterno Sumo Sacerdote, haz fluir las aguas vivientes de Tu amor en los corazones de Tus Obispos y Sacerdotes y transfórmalos en imágenes vivientes de Ti. Por Tu Gracia hazlos verdaderos apóstoles de Tu Sagrado Corazón.

Salva a las almas a través de Tus Obispos y Sacerdotes; acompañalos a lo largo de su vida. Dales la gracia especial de llevar a los pecadores a Tu Sagrado Corazón, Refugio de los pecadores, para que puedan encontrar perdón y salvación.

Sagrado Corazón de Jesús, ruego por el cumplimiento de la promesa que Tu hiciste a Santa Margarita María: “Daré a los sacerdotes el don de conmover los corazones más endurecidos.” Venga Tu Reino a los corazones de los hombres por la actividad de Obispos y Sacerdotes verdaderamente santos.

Protege, Tu, Oh María, Madre del Sumo Sacerdote, a todos los Obispos y Sacerdotes de los peligros contra sus santas vocaciones. Sea Tu Inmaculado Corazón su refugio y consuelo durante las tentaciones, pruebas y soledades, para que podamos pronto ver “todo instaurado en Cristo.”

Sabemos que para combatir el terror espiritual que asalta a la Santa Madre Iglesia en nuestros tiempos, la Sabiduría Encarnada envió al Inmaculado Corazón de María a Fátima a ayudarnos, a aconsejarnos, a iluminarnos y a proteger a todos los fieles de Jesucristo, para que podamos salvar nuestra propia alma y las almas de aquellos que Dios pone en nuestro camino.

Reconocemos que la Santísima Virgen también hizo un pedido muy importante al Papa y a los Obispos para que pública y solemnemente consagren en forma específica a Rusia, el mismo día, al Inmaculado Corazón de María. Rezamos para que todos ellos reciban las gracias necesarias para cumplir pronto este deber, para que podamos alcanzar la paz mundial y la salvación de millones de almas. Amén.

Jesús, Salvador del mundo, santifica a Tus sacerdotes y sagrados ministros.
María, Reina del Clero, ruega por ellos y por nosotros; danos muchos Obispos y Sacerdotes
santos.
continuar
amigable a su impresora

Pagina inicial

imagemap for navigation