Dollingergate: Aquella curiosa negativa del Vaticano

por Christopher A. Ferrara
el 27 de mayo de 2016

Esta columna ha sido en hiato durante las últimas dos semanas mientras combiné con el equipo del Remnant en el peregrinaje anual desde París a Chartres – este año participaron unos 20.000 católicos tradicionales cuya edad promedio era menos de 25 años.

Mientras estaba en el extranjero, otra bomba Fátima estalló. El blog One Peter 5 (1P5) obtuvo confirmación por teléfono del teólogo-sacerdote alemán Padre Ingo Döllinger de lo que el Fátima Center había informado en 2009 acerca del Tercer Secreto: que el entonces Cardenal Ratzinger dijo al Padre Döllinger, amigo próximo y personal, que en el Secreto, la Santísima Virgen avisa sobre un concilio rebelde y cambios ruinosos a la Misa. Como 1P5 informó el 15 de mayo:

Hoy en la Fiesta de Pentecostés, llamé al Padre Ingo Döllinger, un sacerdote alemán y antiguo profesor de teología en Brasil que ahora es muy anciano y físicamente débil. Ha sido durante muchos años amigo personal del Papa Emérito Benedicto XVI. El Padre Dollinger inesperadamente confirmó por teléfono los hechos siguientes:

¡“Poco después de la publicación en junio del 2000 del Tercer Secreto de Fátima por la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Joseph Ratzinger dijo al Padre Döllinger, durante una conversación personal, que hay todavía una parte del Tercer Secreto que no ha sido publicada! ‘Hay más de lo que hemos publicado’ dijo Ratzinger. También dijo a Döllinger que la parte publicada del secreto es auténtica y que la parte no publicada del Secreto habla sobre un ‘mal concilio y una mala Misa’ que iban a venir en el futuro próximo.”

Ahora, según su propia política, la burocracia vaticana hace caso omiso al comentario crítico sobre su actividad en la esfera de los blogs católicos, tratando a sus críticos como si no existiesen. Lo mismo sucedió cuando el Fátima Center informó por primera vez las revelaciones del Padre Döllinger. Pero la confirmación por teléfono personal y directa del Padre Döllinger de sus afirmaciones anteriores informadas por el Fatima Center no podría ser hecha caso omiso. La respuesta se dio seis días después en la forma de un comunicado anónimo y no firmado de la Oficina de Prensa del Vaticano:

Comunicado: sobre varios artículos sobre el “Tercer Secreto de Fátima”

Varios artículos han aparecido recientemente, incluso declaraciones atribuidas al Profesor Ingo Döllinger según las cuales el Cardenal Ratzinger después de la publicación del Tercer Secreto de Fátima (que tuvo lugar en junio de 2000), le había confiado que la publicación no estaba completa.

En cuanto a esto, el Papa emérito Benedicto XVI afirma “no haber hablado nunca con el Profesor Döllinger sobre Fátima”, claramente diciendo que los comentarios atribuidos al Profesor Döllinger sobre este asunto “son invenciones puras, completamente falsas”, y confirma decisivamente que “la publicación del Tercer Secreto de Fátima está completa”.

En respuesta al comunicado, el periodista de 1P5, un alemán nativo, “llamó por teléfono al Padre Döllinger con las noticias sobre la declaración del Vaticano y en aquel entonces él le confirmó otra vez enfática y claramente sus comentarios previos. Por otros términos, corroboró su historia”.

A la luz de estos hechos, el comunicado anónimo tiene fugas de agua por todas partes, para usar una expresión italiana. Considera:

Primero, no hay ninguna indicación de que el Vaticano halla en contacto con el Padre Döllinger para obtener una negativa de él de que había dicho aquellas cosas que la Oficina de Prensa pretende le fueron falsamente “atribuidas”. Esa omisión habla volúmenes: la Oficina de Prensa no hizo ningún esfuerzo tal porque sabe o por lo menos sospecha que el Padre Döllinger en verdad dijo lo que 1P5 informó y no deseaba ser enfrentado con su confirmación de la historia, que la Oficina de Prensa no fácilmente podría esconder.

Segundo, el Vaticano ha ido muy lejos encima de una rama muy delgada cuando afirma rotundamente que Benedicto pretende “no haber hablado nunca con el Profesor Döllinger sobre Fátima”. ¿Realmente? ¿Nunca? ¿Ni una vez?  ¿Ni una sola palabra pasó entre el anterior Cardenal Ratzinger y su cercano amigo Padre Döllinger sobre el tema de Fátima? Esa pretensión no pasa la prueba de olfato.

Tercero, la aserción de la Oficina de Prensa de que Benedicto había llamado a las afirmaciones del Padre Döllinger sobre el tema “invenciones puras, absolutamente falsas”, necesariamente involucra la acusación de que el Padre Döllinger es un mentiroso descarado que confeccionó afirmaciones que el anterior Cardenal Ratzinger nunca había hecho, o que el periodista de 1P5 es un mentiroso que confeccionó las afirmaciones. Pero, otra vez, ningún esfuerzo se ha hecho para obtener una negativa del Padre Döllinger porque, sin duda, no se esperaba una negativa. Por lo tanto, la Oficina de Prensa ha publicado una acusación difamatoria contra ambos el Padre Döllinger y el periodista que comunicó sus afirmaciones – afirmaciones que la Oficina de Prensa no hizo ningún esfuerzo de confirmar porque sabe o sospecha que las afirmaciones en verdad se han hecho.

Cuarto, un abogado podría haber elaborado la declaración cuidadosamente escrita del Vaticano de que Benedicto “confirma decisivamente que ‘la publicación del Tercer Secreto de Fátima está completa’”. Por supuesto el Vaticano pretende la publicación está “completa” porque no tiene la intención de publicar cualquier cosa más con respecto al Secreto. Es decir, el texto – que debe existir – en el que la Virgen explica el significado de la visión publicada en 2000, que el Vaticano absurdamente ha insistido en que un funcionario corrupto, el Cardenal Sodano, lo “interpretaría” para nosotros. La cuestión verdadera es si el Vaticano ha publicado el Secreto íntegro y no si el acto de publicación está completo en la estimación del Vaticano. Y hasta la fecha, el Vaticano ha rehusado rotundamente contestar la pregunta esencial: ¿hay un texto escrito por Sor Lucía, no importando si es o no considerado “auténtico” por algunos personajes del vaticano, en que ella escriba la explicación de la Virgen de la visión publicada en 2000?

¡Quinto, y finalmente, el autor anónimo de un comunicado no firmado espera que creamos que las frases recortadas que él (o ella) “atribuyen” a Benedicto son sin cualquier duda verdaderas y precisas, mientras las afirmaciones que 1P5 “atribuye” al Padre Döllinger son mentiras e invenciones puras – incluso la confirmación del Padre Döllinger, hace poco, de que había hecho en realidad las afirmaciones! ¿En verdad? Pienso que no.

¿Ha terminado esta “negativa” que fuga de agua, de las revelaciones explosivas del Padre Döllinger? Ni por asomo. Por el contrario, confirma el pánico en el Vaticano. Por supuesto, Benedicto no podría personalmente comparecer en público y, en sus propias palabras no modificadas, explícitamente negar el testimonio de su amigo Padre Döllinger. Pero pienso que podemos tener la certeza de que nunca sucederá por la misma razón que ningún esfuerzo se ha hecho en primer lugar para obtener una tal negativa del Padre Döllinger: el Vaticano sabe la verdad de lo que ha revelado.

La epopeya del Tercer Secreto de Fátima continúa.