Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima

Cardenales contra Cardenales,
Obispos contra Obispos, Papas contra Papas

por Christopher A. Ferrara
el 2 de diciembre de 2016

““La obra del demonio se infiltrará dentro de la Iglesia, de tal modo que se verán Cardenales contra Cardenales, Obispos contra Obispos. Los sacerdotes que Me veneren serán despreciados y contrariados por sus hermanos sacerdotes. Las iglesias y altares serán saqueados. La Iglesia se llenará de aquellos que aceptan transigir, y el demonio empujará a muchos sacerdotes y almas consagradas a abandonar el servicio del Señor”.

De este modo nos avisó Nuestra Señora de Akita en 1973, haciéndose sin duda eco de su aviso en el Tercer Secreto de Fátima integro, cuya explicación, en la mismísima voz de María Santísima, ha sido suprimida a favor de aquella “interpretación” absurda del Cadenal Angelo Sodano, sujeto de escándalos, amigo y protector del criminal eclesiástico Marcial Maciel Degollado.

Y ahora la profecía está realizándose. En las secuelas de Amoris Laetitia, hay Obispos en Buenos Aires, en Alemania, en Italia y en otras partes que ahora admiten a la Sagrada Comunión, después de “discernimiento”, católicos divorciados y “re-casados”, mientras los Obispos de Polonia, de algunas regiones de Canadá y de ciertas diócesis norteamericanas, entre otros lugares, mantienen la disciplina doble-milenaria de la Iglesia, al mismo tiempo que hay otros Obispos en Canadá y en los Estados Unidos que la abandonan. Lo que es un pecado mortal y un sacrilegio en algunas diócesis será ahora proclamado en otras un acto de “misericordia”. Es sólo necesario hacer un pequeño viaje de automóvil, para cada cual encontrar el resultado que prefiere. Como se ve, la Iglesia católica se ha transformado en una elección de fórums.

Como el caos esparce, cuatro Cardenales han presentado públicamente dubia que cuestionan el Papa sobre si, al promulgar Amoris Laetitia, haya tenido la intención de derrocar la enseñanza de la Santa Iglesia sobre la indisolubilidad del Matrimonio y la existencia de una moral de excepción en vez de una moral absoluta. El Cardenal Pell nos apoya en una entrevista en que él hace esta pregunta: ¿“Cómo es que se puede estar en desacuerdo con una simple pregunta”? El Obispo Athanasius Schneider también apoya los cuatro Cardenales, tal como un Obispo polaco, que reflecta el punto de vista de la jerarquía de Polonia cuando dice:

“Los cuatro Cardenales han hecho bien a pedir aclaraciones sobre Amoris Laetitia. Es necesario por supuesto, darles una respuesta... Ellos hicieron bien y han ejercido correctamente aquello que la Ley Canónica prescribe. Y pienso que no es apenas un derecho, es, más allá de eso, un deber”.

Oponiéndose a los cuatro Cardenales está el Cardinal Joseph Tobin, uno de los Bergoglianos, progresistas de confianza, que recientemente han emergido del último Consistorio; declaró él a la prensa que esas dubia de los Cardenales son “perturbadoras” y que “el Santo Padre está emprendiendo el trabajo de dos Sínodos. Por lo tanto, si los cuatro Cardenales dicen que los dos Sínodos están en el error, o que, de cualquier manera, el Santo Padre no está emprendiendo lo que se ha dicho en los Sínodos, pienso que tal afirmación debería ser puesta en duda”.

El Cardenal Schönborn, a quien Francisco dirige aquellos que buscan obtener una “interpretación definitiva” de Amoris, ha afirmado que la carta de los cuatro Cardenales es “un ataque contra el Papa” y que ellos “tienen que obedecer al Papa” aceptando Amoris sin cuestionarla. Es decir, Schönborn exige que los cuatro Cardenales “obedezcan” sobre la admisión de adulterios públicos a la Sagrada Comunión.

El ultra-progresista Cardenal Cupich, otro purpurado elegido por Bergoglio, ofendido, ha comentado que “si se comienza a cuestionar la legitimidad o el contenido de un tal documento [Amoris Laetitia], entonces ¿están poniendo en cuestión todos los otros documentos que han sido enunciados anteriormente por los otros Papas? Por eso, pienso que no compete al Papa responder a esto; para quien tenga dudas es un momento para examinar cómo han llegado a esta posición, porque es un documento del magisterio de la Iglesia Católica”.

Faltó Cupich mencionar que Amoris Laetitia en sí, parece cuestionar la enseñanza de “todos los otros documentos que han sido enunciados anteriormente por los otros Papas” y que son resumidos en el documento emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe en el reinado de Juan Pablo II, que decía lo siguiente sobre la admisión a la Sagrada Comunión de adúlteros públicos en pretendidos segundos matrimonios: “Por otras palabras: si fuese válido el matrimonio anterior de dos fieles divorciados y re-casados, su nueva unión en circunstancia ninguna se puede considerar legítima; luego, es intrínsecamente imposible para ellos recibir los Sacramentos. La conciencia del individuo está vinculada a esta norma, sin excepción”.

Por lo tanto, no sólo vemos Cardenales contra Cardenales y Obispos contra Obispos, sino también un Papa que se opone a sus propios predecesores. En Fátima, Akita y otros lugares, la Virgen Santísima nos ha avisado de que estos tiempos estaban por venir. Pero sus avisos no se han atendidos. ¡Peor que eso! Han sido hasta despreciados por aquellos “iluminados” que los han relegado a la posición de “revelaciones privadas”.

“No despreciéis las profecías. Examinad, sí, todas las cosas, y ateneos a lo bueno”. (1 Tess. 5:20-21). El liderazgo de la Iglesia ha despreciado las profecías de la Madre de Dios y, con eso, le ha faltado atenerse a lo que es bueno. Y ahora la Iglesia está llena “de aquellos que aceptan transigir” mientras ¡nosotros cosechamos las tormentas, de las cuales, al parecer, sólo una intervención divina muy radical nos podrá libertar!




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar