Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Jesús nos dice “Participa a Mis ministros”

Jesús nos dice

"Participa a Mis ministros"

por el Padre Nicholas Gruner

Este dinámico trabajo está tomado de la transcripción de una alocución dada en Boston, Massachusetts en una Reunión en Defensa de la Fe.

No contento con repetir lo que ya es conocido, el Padre Gruner trata todas las objeciones de los oponentes a esta gran campaña de Fátima dentro de la Iglesia. Esa refutación de sus historias y argumentos y falsa lógica, es un gran servicio a toda la gente que ama la libertad y hace avanzar la gran causa de la Iglesia y de los devotos de Nuestra Señora.

El señala que es nuestro grave deber frente al Mensaje de Fátima hacer todo lo que podamos para difundir el Mensaje urgente de Nuestra Señora, todo el Mensaje, al mundo. Esta charla es una respuesta definitiva a todos los oponentes al íntegro Mensaje de Fátima de Nuestra Señora, y a sus engañosos llamados a una falsa unidad dentro de la Iglesia. Como en los días del Apóstol Pablo, devotos descarriados apelan al falso amor por el Papa contra el verdadero amor y la obediencia a Cristo y a la Santísima Virgen María.

Esta charla convincente nos arma con los hechos y la teología que necesitamos conocer, para tomar medidas significativas de acción ahora para implementar el plan de paz de Dios - el único que nos librará en los días críticos por venir.


Esta tarea de publicar completo el Mensaje de Fátima no podría haber sido realizada sin la ayuda y el apoyo de mucha buena gente a través del país y alrededor del mundo.

Y entre aquellos que nos apoyan hay más de 400 Obispos que sustentan nuestra posición y que han mostrado su consentimiento para hacer la consagración de Rusia de acuerdo a los requerimientos muy precisos de Nuestra Señora de Fátima, en el momento en que el Santo Padre dé la orden.

No debemos desalentarnos. Es importante para nosotros darnos cuenta que estamos del lado ganador. El lado ganador, por supuesto, incluye, en primer lugar a Nuestra Señora de Fátima, quien dice "Por fin, Mi Inmaculado Corazón triunfará".

Al mismo tiempo no deberíamos estar ciegos u ocultar nuestras cabezas en la arena. Desafortunadamente, hoy se hacen muchos esfuerzos para engañarnos, tanto en público como en privado. Esos esfuerzos son inspirados, en el fondo, por el padre de la mentira, como se refirió Nuestro Señor al demonio.

Es importante para nosotros darnos cuenta de la necesidad de hacer conocer la verdad, porque sin la verdad no podemos ganar. Si no nos damos cuenta a lo que estamos enfrentados no sabremos lo que hacer y como ayudar a Nuestra Señora.

Como dijo San Maximiliano Kolbe, estos últimos tiempos serán dominados más y más por satanás y ha sido reservado a la Santísima Virgen, que sólo Ella pueda aplastar la cabeza de la serpiente.

Al mismo tiempo, San Maximiliano señala que Nuestra Señora quiere y está esperando de nosotros para ayudarla en su victoria. Ella podría hacerlo todo por si misma, pero elige tener muchas manos que la ayuden en esa lucha. Todas son necesarias, incluidas las suyas.

Recordemos que para ayudarla,
en primer lugar necesitamos estar informados

La Santísima Virgen, entonces, por Su elección, busca nuestra ayuda. Pero para ayudarla, necesitamos estar informados. Es por eso que Ella vino a Fátima; a pedir nuestras oraciones, particularmente que recemos el Rosario todos los días.

Ela também nos pediu que usássemos o Escapulário, e para nos consagrarmos ao Seu Imaculado Coração.

Ella también nos pidió que usáramos el Escapulario y nos consagráramos a Su Inmaculado Corazón.

Están aquellos que dividen el mensaje de Fátima en dos partes; los que se refieren a las cuestiones tocantes a la devoción, y los que lo hacen a las cuestiones 'políticas'.

Pero Nuestra Señora es una y Su mensaje es uno. Todos los aspectos de todo Su mensaje están referidos a la salvación de nuestras almas y a la mayor gloria de Dios. Hay una unidad real entre los aspectos piadosos del mensaje y los que los falsos devotos de Fátima refieren como 'políticos'.

Están todos relacionados porque Dios, que es el Creador de nuestra alma, es también el creador de la sociedad humana y de nuestro lugar en ella. Dios está muy interesado, como Nuestra Señora misma lo está, en las cuestiones políticas y económicas, no porque estas sean las más importantes, pero obviamente, sería mucho más fácil salvar nuestras almas si las condiciones políticas, económicas y militares fueran tales que los católicos pudieran vivir en paz con Dios y con sus semejantes. Por ejemplo, para aquellos croatas que hoy están siendo deliberadamente mutilados, torturados y asesinados en campos de prisioneros a causa de su lealtad a Cristo, sería de lo más fácil para ellos salvar sus almas si sus enemigos no los forzaran a estas pruebas extremas. Algunos de ellos (y nosotros) pueden no tener la gracia suficiente para permanecer fieles bajo tal persecución.

Del mismo modo, sería de lo más fácil para la gente de todo el mundo salvarse en un régimen que reconoce públicamente el Reinado de Cristo Rey, más que en otro que sostiene leyes que no son tales y que mata a los bebés en el seno de sus madres a un ritmo de 25 millones (hasta aquí) y 50 millones alrededor del mundo, todos los años.

El mundo está en estado de apostasía. Más exactamente, la apostasía ha invadido la Iglesia. Eso es a lo que se refiere el Tercer Secreto. Es imposible en este pequeño trabajo dar a usted todas las razones por las que podemos decir que el Tercer Secreto se refiere a la apostasía en la Iglesia, pero trataré de referirme a unos pocos hechos que usted puede investigar por si mismo.

Uno es, por supuesto, lo que el mismo Papa dijo en Fátima: "¿Puede la Madre, quien con toda la fuerza del amor que Ella abriga en el Espíritu Santo y desea la salvación de todos; puede Ella permanecer en silencio cuando ve minadas las bases mismas de la salvación de Sus hijos?" Y él responde a su propia pregunta, "¡No, Ella no puede!"

Ahora bien, como nos dice San Atanasio, la propia base de nuestra salvación es nuestra Fe Católica. Más exactamente, el Credo católico atribuido a San Atanasio nos dice, "El que quiere ser salvo debe aferrarse a la Fe Católica, toda e íntegra." El Primer Concilio Vaticano nos dice que no hay excusa, que no hay justificación para que un católico deje la Fe.

La Fe es la que vence al mundo, como nos dice San Juan en la Sagrada Escritura. Cuando el Papa nos dice que la Madre que nos ama tanto ve minadas las propias bases de nuestra salvación, Ella no puede permanecer en silencio; él y Ella se están refiriendo al peligro para nuestra Fe a través del que estamos viviendo en el presente.

Nuestra Fe está en peligro

Eso es a lo que se refiere el Tercer Secreto. Sabemos eso no sólo por esa observación del Papa, sino también por el Cardenal Ratzinger, quien dio aquella famosa entrevista a Vittorio Messori, la cual fue publicada en la revista italiana Jesus. Ninguna de sus palabras fue publicada sin que el Cardenal aprobara el texto. Al Cardenal Ratzinger se le preguntó, "¿Ha leído usted el Tercer Secreto?" "Sí" "¿A que se refiere?" "El Tercer Secreto se refiere a los peligros amenazando la Fe y la vida del Cristiano, y por tanto la del mundo." El Cardenal Ratzinger es uno de los pocos que han leído el Tercer Secreto y nos dice que se refiere a los peligros para nuestra Fe.

Ahora, si usted lee la Sagrada Escritura y las profecías de la venida del anticristo, leerá en "Tesalonicenses" de San Pablo, que el anticristo no vendrá hasta la gran apostasía, eso es, hasta que la gran apostasía hunda la Fe en las creencias y en la práctica. Entonces, Nuestra Señora en el Tercer Secreto se está refiriendo a esa apostasía. Si ésta no es la gran apostasía, es una como esa, de la que Nuestra Señora de Fátima vino a advertirnos.

El Tercer Secreto se refiere al mismo tiempo en que estamos viviendo en este momento. No se refiere a un período anterior a 1960, ni tampoco al período posterior al triunfo de Nuestra Señora, cuando el Papa consagre Rusia.

Sabemos eso, una vez más, por las palabras de la Hermana Lucía, como nos las citó, entre otros, el Cardenal Ottaviani. Lo remito para los detalles al libro de Frère Michel The Third Secret. Él explica esto y da su documentación y sus fuentes, al igual que sus razones.

Su libro revela el Tercer Secreto. Estoy seguro que alguien después de leerlo puede estar convencido que conoce lo que es el Tercer Secreto. Él no puede conocer las palabras, pero ciertamente conoce la sustancia de lo que es el Tercer Secreto. Como él señala una y otra vez, el Secreto se refiere a los peligros para nuestra Fe. Más que eso, como señala el Padre Alonso, se refiere a la culpa de algunos de la alta Jerarquía, eso es Obispos y Cardenales, por el estado de apostasía hoy dentro de la Iglesia.

Nuestro Bautismo nos urge
a estar informados

Es por eso que es tan importante para nosotros estar informados. Tenemos una obligación con respecto a la Fe, por nuestro Bautismo e incluso más por nuestra Confirmación. Nuestra Fe es la base de nuestra salvación y cada uno a su vez tiene la obligación de defender esa Fe hasta el punto que tengamos la habilidad y la oportunidad, y hasta el punto que nos sea posible.

La obligación de defender nuestra Fe, nos dice Santo Tomás de Aquino, es tan onerosa que requiere que corrijamos a los Obispos y Cardenales o aún al Papa en público, si eso fuera necesario. ¿Eso es ser rebelde o irrespetuoso? Al contrario, la Sagrada Escritura nos enseña que San Pablo censuró a San Pedro en su propia cara en público.

Y eso no fue por una materia menor, sino que fue más bien por la propia esencia de la Fe. San Pedro no había dicho nada herético, sino había actuado como si una herejía fuera cierta, dando lugar a una falsa interpretación. Sin duda San Pedro estaba haciendo eso de buena fe, pero, sin embargo, estaba equivocado. Y San Pablo se vio obligado a corregir a San Pedro y a hacerlo públicamente.

Expliquemos eso sólo un poco para que podamos aprender la lección que San Pablo escribe en la Sagrada Escritura. La primera vez que leí y estudié esto fue un escándalo para mí. Sin duda algunos de ustedes resultarán escandalizados por este ejemplo de San Pablo y San Pedro.

Pero la lección está allí. San Pablo nos dice que todo en la Sagrada Escritura está inspirado para nuestro conocimiento, para nuestra instrucción y para nuestro consuelo. Dios permitió a San Pedro cometer este error. Y lo hizo, como digo, de buena fe. El lo hizo por desear la paz en la Iglesia, pero sin embargo, era un error.

¿Cuál fue el contexto de eso? San Pedro bajó a Antioquía desde Jerusalén, y allí él no reprendió al partido judaizante, a aquellos cristianos que afirmaban que usted debía ser circuncidado al igual que bautizado para ser salvo.

Para entonces, el Primer Concilio de Jerusalén ya había definido que la circuncisión no era necesaria para la salvación. Santo Tomás de Aquino prueba en su Summa Teologica que insistir en la circuncisión es un acto de herejía, un acto de negación de la Fe, porque ese Sacramento del Antiguo Testamento testimoniaba de la venida de Cristo en el futuro.

Una vez que Cristo había venido, entonces la circuncisión ya no era necesaria e insistir sobre eso era negar que Jesús es Cristo. San Pablo comprendió instintivamente el peligro. San Pedro no dijo que los judaizantes estuvieran en lo cierto, todo lo que hizo fue simplemente no comer con los cristianos que no habían sido circuncidados. Al hacer esto, el dio la impresión que rechazaba comer con ellos porque ellos eran impuros, como decía la Ley Mosaica.

Por lo tanto, por no comer con los no-circuncidados, el partido judaizante podría decir a los otros, "Ved, vosotros estáis equivocados y nosotros en lo cierto. El Papa está de acuerdo con nosotros, él piensa que vosotros sois impuros porque no estáis circuncidados, por lo que él no quiso comer con vosotros."

Pedro no dijo eso, pero, sin embargo, por sus acciones él ocasionaba que los herejes pensaran que ellos estaban en lo cierto y difundían su doctrina. Y así fue que San Pablo, dándose cuenta del peligro para la Fe y de su obligación de que la Fe debía defenderse, aún contra el prestigio del Papa, levantó su voz y lo reprendió públicamente. Él dijo a San Pedro, "Tu no actúas según la verdad".

Es por eso que es importante para nosotros darnos cuenta que no fue sólo porque San Pablo fuera un apóstol que hizo oír su voz, sino que en realidad también es la obligación de todos los hombres y mujeres bautizados.

Todos los laicos deben defender
nuestra Santa Fe

Tenemos otro ejemplo de esto en la historia de la Iglesia en el A.D. 429. Nestorio, que era el Patriarca de Éfeso, estaba dando un sermón en una catedral colmada, en el que dijo que la Santísima Virgen no era la Madre de Dios.

Recordemos que eso fue antes que la Iglesia hubiera definido ese dogma. E no eran obispos ni sacerdotes quienes estaban presentes en esa catedral, los que se pusieron de pie y dijeron a Nestorio y a la asamblea y a todos los clérigos allí presentes, que eso era herejía. No, fue sólo un simple laico.

Fue dos años más tarde, en el A.D. 431, que el laico fue reivindicado. Su defensa de la Fe hizo que se reuniera el Concilio de Éfeso. Como resultado, el 11 de octubre de 431, eso es hace mil quinientos sesenta años, Nuestra Señora fue proclamada ser verdaderamente la Madre de Dios por la definición solemne del Concilio de Éfeso.

E assim é, que S. Roberto Belarmino, que não é apenas um Santo mas também um Doutor da Igreja, nos diz que quando a Fé corre perigo, mesmo por causa de um Bispo, ou de um Cardeal, ou até do Papa (ele inclui-o), essa pessoa, seja quem for, deve ser repreendida em público.

Y así es que San Roberto Belarmino, quien no sólo es Santo sino también Doctor de la Iglesia, nos dice que cuando la Fe está en peligro, aún de un Obispo o un Cardenal o incluso un Papa (él lo incluye), esa persona, quienquiera que sea, debe ser reprendida en público.

Hoy hay miles de Santos canonizados en la Iglesia Católica, pero sólo hay treinta y dos doctores. Un doctor es antes que nada un santo, pero en segundo lugar él también es un erudito entre los santos. Y su doctrina ha sido doblemente examinada para ver que es ejemplar y la más instructiva aún entre los santos.

San Roberto Belarmino es uno de tales hombres, uno de tales santos, y él es Doctor a causa de su especialidad: su defensa del Papado y su defensa de la constitución divina de la Iglesia.

El ejemplo del Santo Belarmino es absolutamente contrario a lo que a usted se le está enseñando hoy en las reuniones de 'la renovación', donde se le dice que si alguien declama herejía, usted no debe levantar la voz, usted no está para reprocharlo sino más bien para brindar lindas sonrisas de amistad y cosas así.

Muchas de esas personas están en el error de buena fe. No deberíamos considerarlas enemigas o maliciosas pero, sin embargo, la verdad debe sostenerse y la Fe defenderse, particularmente en este tiempo en el que el Tercer Secreto de Fátima nos dice que estamos en peligro porque la Fe está siendo socavada desde adentro.

El Tercer Secreto tiene que ser revelado

Es por eso que Nuestra Señora quiso y aún quiere que el Tercer Secreto sea revelado a los fieles. A diferencia de la mentira que se le dijo en muchos lugares, el Tercer Secreto no está destinado sólo al Papa. Está destinado ciertamente al Santo Padre, pero no a él sólo. Está destinado a todos los fieles.

Estoy seguro que muchos de ustedes recuerdan la expectativa habida por la revelación del Tercer Secreto en 1960. Esa anticipación no fue infundada, porque el Obispo de Fátima había prometido solemnemente a la Hermana Lucía que él revelaría el Secreto a más tardar en 1960 o ante de morir la Hermana Lucía.

Y el Cardenal Patriarca de Lisboa había prometido públicamente que si el Obispo José Correia da Silva, primer obispo de Fátima, hubiera muerto antes de 1960, él personalmente haría que el Tercer Secreto fuera revelado a los fieles. Ese es un hecho públicamente establecido. Es un hecho histórico.

El Hermano Michel documenta eso en las páginas 465 a 479 de su volumen III. Porque casi todo lo que decimos es puesto en duda por nuestros oponentes, es importante que usted conozca las referencias. Hemos dado un número de esas referencias en la revista The Fatima Crusader.

Debo insistir en la importancia del Tercer Secreto a causa de la importancia de defender nuestra Fe.

Cada uno de nosotros tiene la obligación solemne de defender la Fe Católica hasta el punto de la gracia que Dios nos ha dado, hasta el punto de nuestras habilidades y nuestras oportunidades, no sólo por el mensaje de Fátima, sino por la propia obligación que usted asumió cuando se convirtió en Soldado de Cristo en la Confirmación y cuando se hizo hijo de Dios por el Bautismo.

No todos entienden la Fe en el mismo grado. No todos tienen las mismas habilidades, ni han tenido las mismas oportunidades de haber sido enseñados, pero hay ciertas cosas fundamentales sobre la Fe que todos nosotros conocemos.

Los artículos del Credo de los Apóstoles, nos dice Santo Tomás de Aquino, deben ser creídos explícitamente. Si alguien niega algún artículo de la Fe Católica expuesto en el Credo de los Apóstoles o en el Credo de Nicea, aún si es un doctor en Sagrada Teología, debe ser reprendido. Usted no debe seguirlo si él insiste en continuar en su error.

San Juan, el Apóstol del amor, fue quien denunció públicamente a Marción en las calles de Roma como hijo del demonio. Así, si amamos a Dios y a nuestro prójimo, eso no significa que seamos indecisos; eso significa que amamos fervientemente a Dios, y amamos a nuestro prójimo de acuerdo a la voluntad de Dios.

Si amamos el bien, entonces debemos odiar el mal. Esa es la misma naturaleza de amar el bien. Como dice sobre Nuestro Señor el Salmo 44:8, "porque amas la justicia y aborreces la iniquidad; por eso Yavé, tu Dios, te ha ungido con el óleo de la alegría más que a tus compañeros."

Y así esa es una marca de cristianos para odiar el mal. Debemos amar al pecador, pero sin embargo debemos odiar el pecado.

¿Por qué es que la herejía y el error
contra la Fe deben ser combatidos?

La herejía es peor que el homicidio. Hoy, en nuestro tiempo, eso puede sonar un poco extraño o una exageración, pero es perfecta y exactamente cierto. Porque el homicidio sólo mata el cuerpo, pero matar el cuerpo no es tan malo como matar o condenar un alma al infierno por toda la eternidad. Eso es lo que hace la herejía.

Verá, una vez que una persona cae en herejía, ya ha cometido pecado mortal, si lo hace deliberadamente. Y si no lo está haciendo deliberadamente, una vez que es corregido, si rechaza corregirse, entonces cae en pecado mortal.

Cuando una persona pierde la Fe, usted puede decir que está indefensa, porque un pecador, una persona en pecado mortal, (pero no en pecado de herejía), al menos tiene la capacidad de rezar por si mismo. Pero una persona que pierde la Fe, no puede rezar por si misma, ya que se necesita Fe para rezar.

Y así es que Nuestra Señora dice que hay muchas almas que van al infierno, porque no tienen nadie que rece y haga sacrificios por ellas. No tienen nadie que rece por ellas, ni siquiera ellas mismas. Y eso es porque, como señala el Papa Pío XII (es un gran misterio, pero sin embargo cierto), el número de almas salvadas depende de cuanto cooperen los católicos con la Gracia de Dios.

Es también por eso que Nuestra Señora en Fátima abogó ante nosotros para que recemos y hagamos sacrificios por los pecadores. Es porque Nuestra Señora nos ve en peligro mortal, que especialmente de ese peligro contra la Fe Ella vino a advertirnos.

Nosotros estamos en peligro mortal, ¡ahora!

Comencé mencionando que ese peligro particularmente comenzó en 1960. ¿Cómo sabemos que ese es el año? Bien, porque que la Hermana Lucía fue consultada, "¿Por qué el Secreto deberá ser revelado sólo en 1960? ¿Por qué no revelarlo ahora?" Esa fue una pregunta que uno de los escritores de Fátima, Monseñor Barthas, le dirigió en presencia del Obispo José Correia da Silva en 1946. Y ella dio una respuesta muy interesante. Dijo, "Porque entonces será más claro".

En 1955, el Cardenal Ottaviani habló con la Hermana Lucía sobre el Tercer Secreto. Y el Cardenal Ottaviani leyó posteriormente el Secreto y comprendió que el Tercer Secreto es una profecía. Así es que una profecía se vuelve más clara, cuando comienza a realizarse. Y así, el Tercer Secreto es una profecía que empezó a revelarse en 1960.

También sabemos el otro fin del secreto, sabemos que termina, que estará terminado en el tiempo en que las palabras de Nuestra Señora estén cumplidas, cuando Ella dice "Por fin Mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz."

Y eso no ha ocurrido aún. Estamos en ese período entre 1960 y el tiempo del triunfo de Nuestra Señora. Y así es importante para nosotros estar particularmente advertidos que nuestra Fe está siendo socavada AHORA.

"Este mensaje está dirigido a todos los hombres…" "Ese mensaje impone una obligación a la Iglesia"
…Papa Juan Pablo II, 13 de mayo de 1982


El Padre Alonso silenciado

El Padre Alonso, quien pasó los últimos 16 años de su vida como el archivista oficial de Fátima, tuvo muchas oportunidades de hablar con la Hermana Lucía. Antes de su muerte, él pudo lograr la publicación de algunos de sus escritos, pero la mayoría de estos, que son 24 volúmenes, hasta el presente día no se permitió publicarlos. Sin embargo, herejes como el Padre Robert Fox pueden escribir herejías y publicarlas luego y nadie dice nada al respecto.

Durante diez años y hasta el presente, los 24 volúmenes del Padre Alonso han sido ocultados; las autoridades de la Iglesia no permitieron que fueran publicados. Tal como la Hermana Lucía, que durante los últimos 34 años ha sido silenciada, como hemos demostrado una y otra vez.

El Padre Alonso, antes de morir, publicó un corto artículo en una revista teológica, en el cual el apunta que el Tercer Secreto se refiere a los peligros para nuestra Fe, (un hecho que el Cardenal Ratzinger también ha aceptado totalmente). El Padre Alonso dijo más adelante que el Tercer Secreto se refiere a la culpa de un número de Sacerdotes, Obispos y Cardenales por el estado de apostasía de hoy dentro de la Iglesia.

Antes de la publicación de las declaraciones del Padre Alonso, a la Hermana Lucía se le había pedido que refutara falsas teorías sobre el Tercer Secreto y ella lo hizo. Pero la Hermana Lucía, hasta el presente nunca ha negado, o atacado, o tratado de corregir de ninguna manera, el análisis del Padre Alonso sobre el Tercer Secreto.

En realidad, si leemos sus escritos en las cartas de los años del 1970, (el Hermano Michel cita varias cartas en su libro), podemos ver que el Padre Alonso no inventó esa teoría a partir de la nada. La Hermana Lucía habla sobre la desorientación diabólica, con la que está infectada aun gente con alta responsabilidad en la Iglesia. Ella no dice esto una vez, sino varias veces.

San Juan Gualberto va al público

San Juan Gualberto, cuya fiesta es el día 12 de julio, intentó decir al Papa de ese entonces que el Arzobispo de Florencia había obtenido su sede por simonía (pagando por ella). El Papa lo atendió, tanto como lo atendió otro santo de ese tiempo, San Pedro Damian, pero ellos no fueron convencidos.

Así, San Juan Gualberto volvió a Vallombrosa, (a donde fui de visita cuando estaba estudiando en Italia) y allí recibió una inspiración especial de Dios para obrar un milagro para probar que lo que estaba diciendo era verdadero. Fue un milagro de lo más dramático, uno ciertamente no lo hubiera emprendido a menos de estar seguro de su inspiración…

San Juan Gualberto hizo una grande hoguera. Llamó a todos los hombres de la ciudad para que vinieran y presenciaran que Dios iba a testiguar entre él y el Arzobispo de Florencia y para ver quien estaba en lo cierto. Él llamaba a Dios como su testigo porque los hombres no le prestarían atención.

San Juan Gualberto prometió pruebas públicas positivas a todos que el Arzobispo de Florencia no era digno del alto oficio que tenía. Él llamó a Dios a juzgar entre él y el mal Arzobispo. Pidió a Dios que obrara el milagro de preservar a uno de sus monjes que de otra manera hubiera muerto como prueba que él estaba en lo cierto.

Así, cuando ese fuego estuvo preparado y listo, y la gente de la ciudad estuvo reunida, San Juan Gualberto ordenó al Hermano San Ignacio, bajo santa obediencia, que caminase a través del fuego.

Entonces Dios obró el milagro de ese hombre caminando a través de una enorme hoguera. Él habría muerto, obviamente, si Dios no lo hubiera protegido. Salió ileso del otro lado y sin quemaduras y la gente se dio cuenta de su obligación ante ese testimonio que Dios les había dado. Ellos sabían más allá de cualquier sombra de duda que el Arzobispo era un mal hombre que había pagado un soborno para ser designado obispo. Por lo tanto, era su obligación sacar a ese arzobispo de la ciudad, que fue lo que hicieron ese mismo día.

Y así, en cuanto a aquellos que le dicen que el Tercer Secreto no es importante, o que no está destinado a que usted lo conozca, o que no hay nada que pueda hacer respecto a esas cosas, debe darse cuenta que la gente de Florencia en el tiempo de San Juan Gualberto fue llamada a salvar a la Iglesia y a la diócesis de Florencia de un mal pastor.

El peligro para la Iglesia es hoy mucho más dramático que lo que acontecía a la diócesis de Florencia hace unos mil años. Es por eso que es importante para nosotros darnos cuenta en primer lugar que hay un peligro. No haremos nada si no somos conscientes del peligro, y en segundo lugar tampoco haremos nada si pensamos que no hay nada que podamos hacer. Obviamente, si Nuestra Señora había pensado que no había nada que pudiéramos hacer, Ella no habría intentado alertarnos que nuestra Fe estaba en peligro y que el peligro viene de adentro de la Iglesia Católica.

El Tercer Secreto reprende
a la jerarquía

Si usted quiere saber por qué el Tercer Secreto no se revela, por qué la Hermana Lucía ha sido silenciada durante 31 años, por qué está prohibida la publicación de los 24 volúmenes del Padre Alonso, es porque el Tercer Secreto reprende la presente orientación de muchos hombres de la jerarquía de hoy, y que usted no concordaría si supiera que Nuestra Señora de Fátima no quiere que lo haga. Es por eso que es urgente para nosotros, en primer lugar, volvernos hacia Nuestro Señor y Nuestra Señora en oración y sacrificio.

Cuando San Pedro estaba en prisión, como se lee en los Hechos de los Apóstoles, toda la Iglesia rezó por él día y noche, y así Dios envió un ángel para librarlo de sus grilletes. Él estaba engrillado en las muñecas y los tobillos, entre dos o cuatro guardias las 24 horas del día, una situación imposible para un hombre, pero a pesar de esto Dios liberó a San Pedro.

Rezar por el Santo Padre

La Iglesia hoy está en cierto modo engrillada como en los tiempos de Herodes, cuando San Pedro estaba engrillado. Y lo que Nuestra Señora nos pide que hagamos es rezar y hacer sacrificios por el Santo Padre.

Si usted lee por ejemplo el libro del Hermano Michel, The Third Secret, él señala los grandes sacrificios de los tres niños. Considere a Jacinta, de apenas 7 años, secuestrada el 13 de agosto junto con su prima y su hermano, en la cárcel con criminales comunes, bajo amenaza de muerte. Ella comenzó a llorar. Lloró no porque fuera a morir, sino porque no vería más a su madre.

Para consolarla, la Hermana Lucía intentó distraerla con algo que ella sabía que sería de gran interés para Jacinta. Ella le dijo, "Podríamos ofrecer esto como un sacrificio; podríamos ofrecerlo como un sacrificio por los pecadores; o podríamos ofrecerlo en reparación por los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de Nuestra Señora; o lo podríamos ofrecer por el Santo Padre".

Es interesante notar que a Jacinta se le preguntó por cual intención ofrecería ella sus sufrimientos y respondió, "Los ofrecería por todas juntas".

Jacinta tuvo dos visiones del Santo Padre. Ella fue la única que vio esas dos visiones.

Una fue una visión de "carreteras y caminos y campos llenos de gente que lloraba de hambre y no tenía nada para comer. Y el Santo Padre estaba en una Iglesia rezando ante el Inmaculado Corazón de María y así mucha gente rezando con él": (Ver página 716, Vol. III de The Whole Truth about Fatima, del Hermano Michel).

Otra vez Jacinta dijo: "Vi al Santo Padre en una casa muy grande, arrodillado frente a una mesa, con la cara oculta en las manos, y estaba llorando. Fuera de la casa, había mucha gente. Algunos estaban arrojando piedras, otros estaban insultándolo y usaban mal lenguaje. Pobre Santo Padre, tenemos que rezar mucho por Él". (Ver Hermano Michel, Volúmen III, página 715).

Estas visiones del Santo Padre causaron una impresión duradera en Jacinta. Una y otra vez, Jacinta insistió en la necesidad de rezar por el Santo Padre y prometió una y otra vez hacerlo ella misma. Ella ofreció muchas oraciones, sufrimientos y sacrificios por el Santo Padre. (Ver páginas 717 a 720, The Third Secret, del Hermano Michel).

El Santo Padre es puesto en relieve muchas veces en el mensaje de Fátima, digámoslo así, desde el principio al fin, y particularmente en el Segundo y sin duda en el Tercer Secreto. En conclusión, todo depende del Santo Padre. Es una enorme responsabilidad más allá de los medios de cualquier hombre, cualquiera sea su nombre, si es el Papa Pío XI o el Papa Pío XII, el Papa Pablo VI o el Papa Juan Pablo II. Sin embargo, Dios espera que él cumpla esta tremenda responsabilidad.

La Consagración es semejante al
Milagro del mar Rojo

Piense en el gran líder del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento. Piense en Moisés, que después de convencer al Faraón que dejara al pueblo ir a rendir culto a Dios, el Faraón cambia de pensamiento y envía sus ejércitos contra este. Y así ellos están afuera, en el desierto, y no tienen lugar para huir. Frente a ellos está el mar Rojo y detrás de ellos está el ejército egipcio acercándose sobre ellos, listo para matarlos, y el pueblo de Dios no tiene lugar donde ir, sin ningún escudo y sin armas.

Dios no había olvidado donde estaba el mar Rojo, ni había faltado dar cuenta que el Faraón cambiaría de idea y volvería a atacarlos. Pero más bien Dios los llevó a ese apogeo de su historia, digámoslo así, para sacar un mayor bien de ello. Para no sólo reafirmar la autoridad de Moisés, sino también darnos un símbolo del Bautismo y muchas otras cosas.

Dios pidió un acto de obediencia y de Fe de parte de Moisés. Y ese acto de obediencia no pareció, a la luz de la prudencia humana, ser muy sabio. (Después de todo, no habiendo hablado Dios, podría haber sido más prudente para ellos huir, u ocultarse o dispersarse). Ellos fueron inducidos a hacer depender su sobrevivencia de ser liberados por Moisés.

Y a Moisés se le pidió ese acto de fe y de obediencia. Moisés hizo lo que se le mandó; él extendió su brazo sobre el mar Rojo y el mar se abrió y ellos fueron liberados. Y esa pintura, que verdaderamente tuvo lugar en la historia, es un símbolo de la realidad en la que vivimos hoy.

El pueblo del Nuevo Testamento, si se de cuenta o no, está rodeado y está siendo preparado para la masacre. Pero seremos librados por un acto aún más grande de Dios cuando el Santo Padre finalmente obedezca esta orden de consagrar Rusia.

Como explicó la Hermana Lucía,

"Repetidas veces, tanto a mis primos Francisco y Jacinta, como a mí, la Santísima Virgen nos dijo; ...que Rusia sería el instrumento del castigo del Cielo para todo el mundo, si antes no alcanzábamos la conversión de esa pobrecita Nación."

Para aquellos que están sorprendidos con esa idea de Dios de usar un instrumento de castigo, los refiero al tiempo de Jeremías. Jeremías profetizó que la ciudad santa de Jerusalén sería sometida en cautividad, que los babilonios, esos malos paganos, la conquistarían en batalla.

Ahora, para una persona que viviera en Jerusalén en ese tiempo, que conociera las promesas a David y a su posteridad, tal predicción del profeta Jeremías le parecería una herejía, le parecería imposible de reconciliar con la promesa de la venida del Mesías y la promesa a la ciudad de Jerusalén.

Algunas gentes que en su ignorancia pensaron que conocían la Fe, rechazaron lo que había dicho Jeremías. Y de eso resultó su peligro físico. Ellos fueron masacrados y llevados a la cautividad. Dios explicó por los profetas que Él había usado a Babilonia para castigar al pueblo de Dios por sus pecados.

Fátima predice que Rusia
esclavizará al mundo

Una vez más, esa es una pintura de la Iglesia Católica de hoy. Hay católicos que piensan que es imposible que todo el mundo sea dominado por el Comunismo satánico, ya que Nuestro Señor prometió estar con su Iglesia "a lo largo de todos sus días, incluso hasta la consumación del mundo".

Nuestra Señora no se refirió al Comunismo. Ella se refirió a los errores de Rusia, y que Rusia sería el instrumento de castigo de todo el mundo.

En 1946, cuando William Thomas Walsh, el escritor norteamericano y profesor de Historia fue a entrevistar a la Hermana Lucía, le preguntó, "¿en que fase de las profecías estamos hoy?". Ella le contestó, "estamos en el período de Rusia esparciendo sus errores por el mundo". Él le preguntó, "¿significa eso que Rusia vencerá a todos los países del mundo?" Y ella le respondió, "Sí". A causa de que el profesor pensó que ella no había comprendido la pregunta, él replanteó la pregunta con otras palabras y le dijo, "¿y eso incluye a los Estados Unidos de América?" Y ella dijo, "Sí"

Así, es bueno para nosotros darnos cuenta que, las supuestas noticias, (más exactamente calificadas de desinformación) que usted está recibiendo cuando enciende su televisor o lee los periódicos y las revistas de noticias, no son siempre verdad. En primer lugar, para responder a aquellos dentro de la Iglesia que nos dicen que Rusia está en el proceso de conversión, advertimos que Gorbachov nos ha dicho en la TV nacional que él es ateísta. El dijo esto después del "golpe", el llamado golpe que yo llamaría más precisamente el "golpeteo".

Rusia no se está convirtiendo
sino pervirtiendo

El señor Gorbachov fue consultado por un sacerdote católico de este país cual era su creencia religiosa, y él replicó, "Nunca lo he ocultado, soy un ateísta". Y Boris Yeltsin declaró lo mismo, pero dijo que él era un poco supersticioso, por lo que iba a la iglesia algunas veces.

Superstición no es creencia. Esa no es la conversión de Rusia. Eso no es decir que no haya algunos cristianos rusos. Yo no estoy sugiriendo que entre todos los hombres y mujeres rusos no haya un buen católico ruso. Hay algunos, no hay duda. Pero Rusia como país no se está convirtiendo.

Además, los cambios que han tenido lugar desde 1989, como señalamos en nuestra Fatima Crusader, número 36, son perversión, no conversión. En su artículo, John Cotter cita el New York Times, el Toronto Sun, el Globe and Mail, y otros acreditados periódicos (según el mundo) y señala que lo que está ocurriendo en Rusia es un aumento de la perversión de la moral del pueblo ruso. Y no sólo en Rusia, sino también en Polonia, y también en Hungría y así sucesivamente.

Esos países, que los medios de comunicación nos dicen que han sido liberados del control comunista, han caído en un estado peor. Ahora sus costumbres están bajo un mayor ataque con incrementada importación de revistas Playboy, sex-shops y cosas así. No tomemos los cambios en Rusia como queriendo significar que la promesa de Nuestra Señora de Fátima de la conversión de Rusia ahora está ocurriendo, como es lo suficientemente fácil creerlo si sólo atendemos la propaganda. En realidad, los cambios en Rusia hacen en ciertos aspectos a la sociedad rusa más parecida a la occidental. Eso es, ellos están más semejantes por las perversiones y corrupciones que el Occidente ha exportado alrededor del mundo.

La evidencia abrumadora que John Cotter presenta, prueba que los cambios en Rusia han creado allí una mayor perversión de la gente. Eso no es, definitivamente, una conversión.

Rusia acelera hoy
los preparativos para la guerra

Es interesante notar que hay algo de lo que ellos nunca hablan, o si hablan, es de manera tan superficial que usted verdaderamente no comprende nada. Cuando nos apresuramos a alimentar al pueblo ruso con granos y alimentos que nosotros apenas podíamos proporcionar (nuestros niveles de almacenamiento estaban al límite de lo que habían estado por décadas), el pueblo ruso, a través de sus líderes, continuó gastando más y más de sus recursos económicos en gastos militares.

Ellos producen un submarino nuclear cada seis semanas y sostuvieron esa producción este año y el año pasado y el anterior. Un submarino nuclear cuesta varios miles de millones de dólares, si no estoy equivocado. Ellos están gastando dos veces más moneda real de lo que gastan los Estados Unidos. Y gastan cerca del 40% de su producto bruto nacional en gastos militares. Mientras nosotros nos desarmamos, ellos se rearman y re-modernizan su poder militar.

Ellos se están preparando para la guerra. Contrariamente a lo que dicen los medios de comunicación, contrariamente a lo que le están diciendo; ellos son seis a ocho veces más poderosos de lo que los Estados Unidos son militarmente. Y ellos continua duplicando y redoblando sus gastos militares.

Ellos no lo hacen insensatamente. Los Estados Unidos gastan la mayor parte de su dinero desarrollando nueva tecnología militar. Los U.S.A. gastan un 30% en sueldos, (con eso no estoy reprochando los sueldos de los soldados) mientras los rusos gastan sólo un 10% en salarios, porque ellos pagan mucho menos.

Pero la mayor parte de lo que los U.S.A. gastan en investigación y desarrollo, nunca logra desplegarse. A los rusos no les preocupa. Lo que ellos no desarrollan por si mismos, lo roban de Occidente o nosotros se lo damos. Y luego ellos multiplican, ellos producen masivamente.

Sin duda a usted le dijeron muchas mentiras y le resulta duro creer a un hombre que le dice lo contario. Yo puedo darle las referencias como las hemos publicado en The Fatima Crusader y puedo darle más fuentes.

Pero usted puede notarlo todo por usted mismo sin siquiera mirar muy de cerca, que todos esos medios de comunicación y políticos que hablan sobre la fragilidad económica de los rusos, y como debemos ayudarlos, usted encontrará que allí no hay ningunos datos en todo lo que le informan sobre el crecimiento del poder militar de Rusia. Ese conocimiento es completamente público. No está como oculto, indisponible para estos periódicos. Esta absolutamente disponible, y usted puede obtenerlo bastante fácilmente. Pero, no se lo hace conocer al público en general. Eso es parte del engaño.

Encuentro la ciencia militar verdaderamente fascinante. Comencé a leer sobre ella hace unos pocos años, porque la gente me decía que Rusia se está convirtiendo, que las cosas están muy bien y así siguen. Aunque conociendo las palabras de Nuestra Señora, yo digo que no puede ser. Y así, cuando comencé a ahondar los presuntos hechos que muchos de los medios de comunicación mundiales nos presentan, he descubierto que son mentiras.

Por ejemplo, cuando ellos estuvieron diciéndonos que el Sr. Gorbachov es un hombre de paz, es interesante saber que él promovió a los más altos puestos posibles en la Unión Soviética a un hombre de nombre Nikolai Ogarkov. Nikolai Ogarkov es un hombre que, en 1982 publicó un pequeño folleto que es eufemísticamente titulado "Defendiendo la Patria". Y en ese folleto, él nos dice que tiene un "Plan B" para apoderarse del mundo.

Esbozaré muy sencillamente ese plan para usted. Dice algo así: "Un día de estos, sin ninguna provocación, él llama rápidamente a un ataque nuclear, sin ser anunciado, sin ser provocado, en el cual él estima que 135 millones de americanos morirían en la primera ½ hora de batalla." Eso es, antes que hubiera alguna posibilidad de cualquier represalia.

Y es a ese hombre, ningún otro, que Mikhail Gorbachov promovió al mayor rango posible en la Unión Soviética. ¡Vaya con las intenciones de paz de Gorbachov con nosotros!

Si creemos esos hechos y números sobre Rusia o no, lo importante es lo que Nuestra Señora de Fátima nos dice. Ella nos dice que Rusia sería el instrumento de castigo del Cielo para todo el mundo si antes no alcanzábamos la conversión de esa pobrecita nación. Ahora, ella no habla de obtener la democratización o la occidentalización de Rusia. Ella habla de la conversión, que significa una cosa, la conversión lejos de la doctrina satánica del Comunismo, del humanismo secular, del estado ateísta, y la conversión a la Fe Católica.

El Papa Juan Pablo II lo sabe

El Papa Juan Pablo II, por ejemplo, cuando estuvo en Fátima el 13 de mayo de 1991, habló del peligro del Marxismo reemplazado por otra forma de ateísmo. El Papa reconoció indirectamente en forma pública que él sabe que la conversión de Rusia no ha ocurrido. El Papa tiene que hablar un poco crípticamente para decir a la gente que está lo suficientemente afilada para comprender el mensaje, lo que él está diciendo realmente. Aparentemente, él no se siente lo suficientemente libre para hablar abiertamente.

La conversión de Rusia significa una cosa: que no sólo se convertirán 200 millones de personas a la Fe Católica en Rusia, sino que también las instituciones sociales reflejarán gloriosamente el reinado de Cristo Rey. Que el Estado, que las autoridades públicas, que sus leyes e instituciones reflejarán las leyes de Cristo; obviamente eso no ha ocurrido todavía.

Si no obtenemos la conversión de Rusia, entonces estamos amenazados con sus misiles todavía apuntando en nuestra dirección. Por cada silo que tenemos aquí, ellos tienen 3 misiles apuntando sobre ese silo.

Nuestra Señora nos da la solución, pero debemos darnos cuenta que esa solución es una y sólo una. No hay una segunda u otra alternativa. Debemos obtener la conversión de esa pobrecita nación.

"Ora mucho por el Santo Padre. El la hará (la consagración de Rusia) pero será tarde."
... Jesús a la Hermana Lucía


No hay otra opción

¿Cómo obtendremos la conversión de Rusia? Ciertamente haríamos bien rezando por la conversión de Rusia. Roguemos por la conversión de Rusia en nuestros propios Rosarios en casa y en la Iglesia, etcétera. Ciertamente la oración es lo más efectivo. Pero en última análisis, la conversión de Rusia tendrá lugar sólo de una manera. Tendrá lugar por los medios, por el instrumento que Nuestra Señora nos ha dado.

Estoy seguro que todos ustedes han escrito una carta a alguien. Ustedes pueden ser brillantes, pueden ser muy letrados, y así, pero ninguno puede hacerlo sin un instrumento de escritura, sea una máquina de escribir, una computadora, una pluma o un lápiz. Por nuestra misma naturaleza somos limitados, somos dependientes de un instrumento para escribir.

Sin un instrumento no podemos escribir. Y sin el instrumento que Nuestra Señora nos da para la conversión de Rusia, no podemos obtener la conversión de Rusia. Ese instrumento es uno y sólo uno. Es único. Sabemos eso porque Nuestra Señora nos dice y confirma lo que Ella dice por milagros y profecías que han sido verificadas.

¿Y cuál es ese instrumento, sin el cual no podemos obtener la conversión de Rusia? Ese instrumento es algo como el instrumento que Dios dio a Moisés, cuando Él dio a Moisés la orden de extender sus brazos sobre el Mar Rojo. El instrumento en el caso de la conversión de Rusia es la consagración de Rusia de la manera especificada.

Alguna gente, hasta sacerdotes, por desgracia, han sugerido que eso suena como "abra cadabra" o magia o algo como eso. Es blasfemia o cercano a ella hablar de esa forma sobre cosa tan santa. Ciertamente no es magia o algún conjuro.

Me gustaría darle el fundamento teológico para decir eso. En primer lugar, San Agustín nos explica que hay ciertos favores que Dios quiere darnos, incluso aunque Él sabe que no los merecemos. Dios, sin embargo, en Su gran amor por nosotros y en Su gran misericordia, quiere darnos esas gracias. Pero porque Él sabe que seremos orgullosos y pensaremos que de algún modo las merecemos, Él reserva estas gracias a los méritos e intercesión de los Santos.

Y así, la gracia de la paz mundial, la gracia de la conversión de Rusia ha sido reservada a la Santísima Virgen María, a Su intercesión y a Sus méritos. No obtendremos la conversión de Rusia excepto a través del Inmaculado Corazón de María.

La paz verdadera sólo por medio
de Nuestra Señora

Por el Mensaje de Fátima sabemos que la paz del mundo y la conversión de Rusia han sido encomendadas al Inmaculado Corazón de María. Eso significa que no han sido encomendadas a nadie más. Eso significa que podemos decir sin exageración que Dios mismo no convertirá a Rusia, que Dios mismo no traerá la paz al mundo excepto a través del Inmaculado Corazón de María.

Eso, por supuesto, no sugiere que Dios no podría hacerlo, pero Dios mismo ha proclamado Su Voluntad en esta cuestión, y Él no cambiará de opinión. Por eso es que Nuestra Señora, cuando habla de Si misma en tercera persona, dice "sólo Nuestra Señora del Rosario os puede ayudar".

Ella se apareció en Fátima y se identificó tres meses más tarde como Nuestra Señora del Rosario. Y es así que Dios quiere que esta gracia nos sea dada solamente por intermedio de Nuestra Señora. Además, Él quiere que de Nuestra Señora sea el honor. Él no quiere que Nuestra Señora haga eso sin la cooperación de alguno de nosotros vivientes en la tierra, porque Él quiere que el mundo reconozca que esto es hecho a través de Ella.

Entonces, ¿por qué Dios quiere hacer eso? Dios quiere hacer eso por varias razones. En primer lugar, se nos dice en el Mensaje de Fátima que el 13 de julio, después de mostrar a los niños la visión del infierno, Nuestra Señora dijo "habéis visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón".

Y así, Dios quiere que Nuestra Señora tenga ese honor. Él quiere que la gente reconozca los méritos de Nuestra Señora y el poder de Su intercesión para que seamos devotos de Ella, más aún que los mejores de nosotros seamos actualmente.

Dios ha reservado este momento dramático de la conversión de Rusia, este momento culminante de la historia, para ser visto como debido al Inmaculado Corazón de María. Es por eso que Él ha reservado la conversión de Rusia a ese acto de obediencia, a ese acto de consagración del Papa y los Obispos. Y debe ser un acto público y solemne.

¡La consagración que tiene que hacerse!

Alguien ha intentado decirme que el Papa la hizo un día en la privacidad de su capilla. Le estoy muy agradecido por haber hecho algo en la privacidad de su capilla, pero ciertamente eso no es lo que Nuestra Señora de Fátima pidió. Debe ser un acto solemne y público. Por lo tanto, cualquier acto privado en su capilla, tan santo, tan bueno como estoy seguro que es, no es cumplir el pedido de Nuestra Señora de Fátima. Debe tratarse explícitamente de Rusia.

Ahora, alguna gente, nuevamente, nos tildaría de quisquillosos o de legalismo, o de cualquier otra cosa de que pudieran acusarnos. Pero hay una muy vasta diferencia entre una consagración en general, y una consagración específica. ¿Qué es, en primer lugar, una consagración?

Consagrar algo es ponerlo aparte; dedicarlo exclusivamente al servicio de Dios. Es distinguirlo de aquello que no está consagrado. Por eso, para consagrar un país específico, debemos hacerlo por su nombre. Poner aparte el mundo al servicio de Dios no es hacer un acto específico de consagración.

Ejemplos bíblicos de
consagraciones específicas

Tal vez puedo ilustrar esto con algunos ejemplos escriturísticos. Cuando el Profeta Samuel supo que uno de los hijos de Jesse iba a ser ungido Rey, él pidió a Jesse que trajera a sus hijos. Jesse tenía ocho hijos. El llevó siete de ellos y dejó al menor en casa para cuidar las ovejas.

Entonces el Profeta llamó al primero y dijo "no, este no es". El segundo, "no este no es". El tercero, "no", el cuarto, "no, no, no". Todos los siete fueron rechazados por no ser el específico elegido por Dios.

Así el Profeta preguntó a Jesse si tenía aún más hijos. Jesse dijo: "sólo uno más en casa". Entonces el Profeta dijo, "tráelo aquí". Jesse envió por él e hizo venir a su hijo, y ese era el hijo, ese hijo específico que debía ser ungido, que iba a ser apartado para el servicio de Dios de manera específica. Ese hijo fue el Rey David.

Cuando San Pablo estaba rezando con varios otros cristianos y el Espíritu Santo habló a través de uno de los Profetas del Nuevo Testamento, había varias personas en el cuarto. Entre ellos estaba Saúl y Bernabé y unos pocos otros – los otros no fueron especificados. Y el Espíritu Santo habló y dijo, "quiero que sean apartados para Mi, Saúl y Bernabé".

Recordemos ahora que los que estaban rezando en ese cuarto eran todos bautizados. Todos ellos ya estaban consagrados a Dios por su bautismo específico. Pero la consagración, el apartamiento que se pidió, era algo más. Y así ellos rezaron y ayunaron y luego le impusieron las manos a Saúl y a Bernabé.

Entonces, hubo una consagración específica pedida. Especificó a Saúl y a Bernabé. Los otros no fueron especificados. A los otros no les impusieron las manos. Fueron sólo Saúl y Bernabé los que fueron consagrados, quienes fueron apartados.

Y así, cuando Dios señala una persona específica o país específico para ser consagrado, eso es lo que El quiere consagrar.

Es muy diferente de una consagración general que no distingue un país de los otros.

Nuestra Señora pide
la Consagración específica de Rusia

Nuestra Señora de Fátima dijo, "Ha llegado el momento en que Dios pide al Santo Padre que haga, en unión con todos los obispos del mundo, la consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón."

En esa afirmación Nuestra Señora hace la distinción del mundo y de Rusia. Ella quiere que los Obispos Católicos del mundo consagren específicamente Rusia. Ella sabe lo que quiere decir, y sigue diciendo que es por este medio que Rusia será salvada. Es sólo por este medio que convertirá a Rusia. Ese es el instrumento por medio del cual Rusia será convertida. Sin ese instrumento, eso no ocurrirá. Y así, debemos insistir sobre la unicidad y la necesidad de ese instrumento. Pero al insistir en esa verdad, no estoy contra el Papa Pío XI, no estoy contra el Papa Pío XII, no estoy contra el Papa Juan XXIII, o el Papa Paulo VI, o el Papa Juan Pablo II. Pero todos estaríamos en una situación peor si esa verdad no se hace conocer explícitamente.

Periodismo criminal

Apenas consideremos si sólo alguien hubiera dicho eso públicamente allá por 1951 o 1952. Si sólo la verdad hubiera sido hecha conocer públicamente entonces, cuando el Papa Pío XII consagró Rusia, pero desafortunadamente, olvidaron decirle que todos los obispos del mundo debían unirse a él.

El Padre Caillon se ha referido como periodistas "criminales" a aquellas personas que habían mutilado el mensaje de Nuestra Señora de Fátima. Porque si la verdad hubiera sido conocida explícitamente por la señorita Postnoff, quien contribuyó a hacer que el Papa hiciera la consagración de Rusia, si ella apenas hubiera sabido que se requería el acto de cooperación de los Obispos, esta pudo haber sido hecha en 1952.

Como el Padre Caillon, el profesor francés que ha pasado años promoviendo la consagración de Rusia había dicho "que mano criminal sacó esas palabras y puso ‘...’ donde se especificó que los Obispos debían ser incluidos en ese acto de consagración." Usar la palabra criminal no es un término demasiado fuerte.

Cuando lo escuché por primera vez decir eso en nuestro simposio de 1985, empecé a pensar sobre lo que dijo. No estaba seguro si tenía razón para usar la palabra criminal. Pero cuanto más lo pensé, más me di cuenta que tenía razón.

Los enemigos de Fátima tienen
que mentirle

Y así, si no hubiera sido importante para usted conocer la verdad, entonces no habría habido tanto esfuerzo de desinformación para intentar engañarlo. Es por eso que en 1989 y 1990 habían estado circulando seis cartas falsificadas de la Hermana Lucía. Hoy esas cartas están totalmente desacreditadas. Ese engaño tal vez fuese el esfuerzo de desinformación más sofisticado contra el Mensaje de Fátima en el seno de la Iglesia.

Publicamos un pequeño folleto llamado Cronología de un encubrimiento después que la propia hermana de sangre de la Hermana Lucía me dijo directamente que la Hermana Lucía no escribe a máquina. Hay seis cartas falsificadas que pretendieron ser de la Hermana Lucía que han estado circulando – una de ellas a Maria de Belém, otra al Padre Paul Leonard, otra a Walter Noelker, etc. Todas pretenden la misma cosa. Todas están generadas por computadora con la aparente firma de la Hermana Lucía. Todas las seis son falsificadas.

En la edición Nº 35 de The Fatima Crusader, con la fotografía de la Hermana Lucía en la tapa, señalamos que ella había sido silenciada durante 30 años. También publicamos allí la Cronología de un encubrimiento (sobre los más de 30 años de esfuerzos por suprimir el mensaje de Fátima íntegro por parte de ciertos dignatarios de la Iglesia y algunos laicos).

La Madre Priora reivindica
The Fatima Crusader

El 10 de mayo de 1991, fuimos vindicados por la Madre Priora del Carmelo de Coimbra (quien nunca llegó a ser nuestra amiga, pero no por alguna falta de nuestra parte). Ella hizo una declaración pública en una entrevista con un periódico semanal portugués llamado O Jornal, publicado en Lisboa.

Al ser consultada acerca de la Hermana Lucía y su correspondencia, ella dice, "la Hermana Lucía escribe, responde o no, como ella lo prefiere. Pero si ella responde, lo hace en su propio puño y letra."

La expresión que ella usó en portugués, "do seu próprio punho" es la misma expresión italiana "propria pugna" que significa literalmente "de su propio puño", es una expresión que significa "de su propio puño y letra".

Y así, durante los últimos pocos años, ciertos enemigos de Fátima han estado intentando desacreditar el testimonio que la Hermana Lucía ha dado coherentemente durante más de cincuenta años. Ella ha insistido una y otra vez que la consagración debe ser solemne y pública, debe ser exclusivamente de Rusia con todos los obispos unidos al Papa en el acto; y debe ser el mismo día, a la misma hora. Ella estuvo repitiendo esto dondequiera se le hubiera preguntado y permitido hablar. Durante años estos mentirosos, estos falsificadores, estos periodistas criminales han estado intentando esparcir la mentira que la consagración ya había sido hecha, que la Hermana Lucía lo había afirmado.

Es importante darnos cuenta, que si no fuera importante para usted estar informado, que si no pudiera hacer nada al respecto, ¿entonces porqué ellos se hubieran molestado en mentirle? ¿Por qué habrían difundido esta desinformación al público en general? No habría ningún propósito para ello, excepto que es importante que usted esté informado. Es importante para los enemigos de Fátima que a usted se le niegue la verdad.

Nuestra primera lealtad
— a Jesús y a María

Sería mucho más agradable y mucho más fácil decir "seamos todos juntos amigos y todo será hermoso y estará muy bien". Y un día nosotros podremos decir eso, porque Nuestra Señora nos dice, "Por fin Mi Inmaculado Corazón triunfará".

Demos nuestra lealtad en primer lugar a Ella. No demos una falsa lealtad a algunos dignatarios, aun del Vaticano, que promueven su propia idea de lo que debería hacerse en vez de lo que transmitió Nuestra Señora de Fátima.

No quiero cuestionar la buena voluntad de nadie. No estoy aquí para juzgar a nadie. Dios conoce los motivos interiores de la gente. Pero aunque no estamos aquí para juzgar el interior de nadie, es importante para nosotros tener en cuenta las palabras de la Sagrada Escritura. "No llaméis mal al bien ni bien al mal".

Nuestra primera lealtad es hacia Jesús y María. En Rianjo, Jesús habló a la Hermana Lucía de Fátima. Allí Él nos dijo que: "Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María."


La elección fundamental
de la Iglesia

Se ve que la Iglesia está enfrentada a una decisión fundamental que toca sus más altos como sus más bajos niveles. Esto es, desde el Papa hasta el simple laico.

¿Y cuál es esa decisión ante la que la Iglesia se enfrenta? El Comunismo, el Marxismo, el Ateísmo Militante han jurado enemistad a Jesucristo y a la Iglesia Católica. Es la antigua guerra que vuelve verdaderamente al tiempo del Génesis, cuando Nuestra Señora fue predecida en las Sagradas Escrituras (Gen.3:15). Y mientras Dios, hablando a Adán y Eva, dijo a satanás, el diablo, "pondré enemistades entre ti (eso es, satanás) y la Mujer (que es la Santísima Virgen María), entre tu raza (que es la de los seguidores del diablo, no sólo los demonios en el infierno sino también sus seguidores aquí en la tierra), y la descendencia suya". Eso significa, por supuesto, en primer lugar Jesucristo, pero también a todos los hijos de María. "Ella quebrantará tu cabeza, y andarás acechando a su calcañar." Y esa victoria de aplastar la cabeza de la serpiente ha sido profetizado en Fátima. "Por fin Mi Inmaculado Corazón triunfará".

Y así, a través del curso de la historia, las fuerzas de satanás se han vuelto cada vez más organizadas, para dirigir su ataque contra la Iglesia, y contra los hijos de Nuestra Señora, los fieles. De manera que hoy estamos en el tiempo de la culminación de esa batalla. La Hermana Lucía nos dice, por ejemplo, que el demonio está librando una batalla decisiva con la Virgen. Y ella continúa, que "una batalla decisiva es una batalla final, en donde se va a saber de qué partido es la victoria, de qué partido es la derrota." Y ese tiempo es ahora.

Una de las fuerzas humanas organizadas de satanás que podemos ver es ciertamente el Marxismo internacional, el Comunismo, que es una doctrina satánica. El mismo Karl Marx, escribiendo sobre él mismo en sus poemas, lo admite. Lo refiero a mi libro, Esclavización del mundo o paz...la decisión es del Papa. En el prefacio, el Padre Paul Leonard señala que Marx no era un ateísta, sino un satanista, que había vendido su alma al diablo, y que estaba llevando a la humanidad hacia la destrucción.

Tal maldad es difícil de imaginar para nosotros, sin embargo esa admisión fue de su propio puño y letra; es lo que él dice de si mismo. El Padre Paul analiza la poesía de Marx y señala que el Comunismo es verdaderamente satánico. Y el propósito de su fundación, es para destruir a la Cristiandad, eso es, a las naciones cristianas, y a la Iglesia misma.

La Iglesia está enfrentada, por lo tanto, por su enemigo mortal, con cualquier color o nombre que se aplique a si mismo (parece estar cambiando su nombre ahora mismo) pero no cambia su verdadero objetivo. La Iglesia está frente a una elección fundamental frente a tan poderoso y mortal enemigo. La Iglesia puede tratar de huir, puede tratar de luchar, o puede tratar de negociar.

Mientras el Comunismo o su sucesor han decidido destruir la Cristiandad, la Iglesia tiene sólo esas tres elecciones: huir, luchar o negociar.

La Iglesia no puede escaparse a cualquier parte porque tanto el Comunismo como Ella son mundiales. Los individuos, por supuesto, pueden huir de la persecución de una ciudad a la otra. Pero la Iglesia no puede huir. Por lo tanto, le quedan dos elecciones, o negociar o luchar.

Nuestra Señora de Fátima nos dice que hay solo un camino para ganar esta confrontación. Es luchar la batalla con Sus armas. "Sólo yo os puedo ayudar". "Es por este medio que Rusia será convertida". "Rusia será el instrumento del castigo del Cielo para todo el mundo, si antes no alcanzábamos al conversión de esa pobrecita nación".

Así, Nuestra Señora de Fátima nos dice que sólo hay un camino para ganar esta batalla, y es usando los medios espirituales, las armas espirituales, y luchar con estas armas espirituales para ganar. Si no las usamos, sencillamente perderemos. Esa es la pura realidad; esa es la verdad de la cuestión, para decirlo en pocas palabras.

"Por fin Mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz."
... Nuestra Señora de Fátima


Los dignatarios vaticanos hacen la
elección equivocada

Por desgracia, los dignatarios vaticanos han elegido negociar. El Acuerdo Vaticano-Moscú de 1962 es un hecho históricamente establecido. Pero si uno quiere estudiar eso aún mejor, puede leer el libro del Padre Ulysses Floridi intitulado Moscow and The Vatican, en el cual él traza las relaciones diplomáticas entre ambos, el Vaticano y Moscú, desde 1917 hasta 1979.

Puede leer también en el libro de Malachi Martin, The Jesuits, en las páginas 85 a 88, (que hemos publicado con su permiso en The Fatima Crusader), sobre la reunión del Cardenal Casaroli y otros cuatro Cardenales con el Papa, en la cual el Cardenal Casaroli en 1981, acerca de un mes antes de que el Papa fuera baleado, lo amenazó con represalias si este suprimía a los Jesuitas por su marxismo.

Él recordó al Papa, al presente Santo Padre, que él había hecho compromisos para continuar el Acuerdo Vaticano-Moscú.

¿Qué es el Acuerdo Vaticano-Moscú? Los comunistas consiguieron la promesa del Papa Juan XXIII y la han impuesto a los Papas siguientes de no denunciar los errores del Comunismo. La Iglesia, en el orden natural, eso es, no contando con las armas de la Gracia, tiene una sola arma, y esa es la verdad. Pero si la verdad no se proclama, ya no es una arma. Es como una espada que permanece en la vaina.

Los dignatarios vaticanos, en sus negociaciones con Moscú, han acordado no denunciar los errores del Comunismo. Tal acuerdo, en primer lugar, es inmoral, es una traición, como lo he dicho y escrito públicamente, y lo mostraré a ustedes a continuación. Tal acuerdo asegura nuestra derrota y la pérdida de la Iglesia ante las fuerzas del Comunismo.

Si usted recuerda la época de 1960, era inconcebible para cualquiera que conociera algo sobre la enseñanza católica pensar que una persona pudiera ser comunista y católica al mismo tiempo. ¿Por qué sería inconcebible para el hombre común pensar de esa manera? Porque la Iglesia había pronunciado reiteradamente que el Comunismo y la Fe Católica eran irreconciliables.

Porque el Vaticano se había pronunciado reiteradamente una y otra vez, era claro para cualquiera que pensara en el asunto, aun si fuese sólo por un segundo, que nadie podía ser católico y comunista al mismo tiempo. Pero ahora, con treinta años de silencio de parte del Vaticano, silencio criminal, puedo yo agregar con todo respeto, tenemos la auto-denominada "Teología de la Liberación" en la cual es seriamente sugerido o aun declarado que uno puede ser buen católico y marxista al mismo tiempo.

Tal sugestión es totalmente ridícula, pero a pesar de eso, hombres serios y gente que en cualquier otro sentido tiene inteligencia sostienen esa teoría. Eso no sería posible de no ser porque el Acuerdo Vaticano-Moscu silenció el Vaticano durante estos últimos treinta años. Ese Acuerdo Vaticano-Moscú está en directa oposición, no sólo a nuestra Fe Católica sino también en directa oposición con nuestro bienestar físico. Seremos enterrados por los comunistas, si no se rescinde a tiempo ese acuerdo.

El Acuerdo Vaticano-Moscú
es una traición

¿Por qué puedo llamar a esto una traición? La primera vez que encontré este término describiendo ese acuerdo fue en un artículo de Jean Ousset. Él contribuyó a publicar y documentar realmente la existencia de ese Acuerdo. Y se refirió a esto como una traición. Al principio, pensé que él había ido demasiado lejos, tal como pensé que el Padre Caillon estaba exagerando un poco, cuando se refirió a esos periodistas como "criminales" que quitaron las palabras de Nuestra Señora y retorcieron Su Mensaje.

¿Por qué Jean Ousset llamó una traición al haberse firmado el acuerdo Vaticano-Moscú? La palabra "obispo" viene del griego, lo sé, y significa "vigía". Si leemos el libro del Antiguo Testamento llamado Ezequiel, veremos que Ezequiel es comparado con un vigía. Y Ezequiel fue llamado a su deber de vigía. Se le dijo, si un vigía es colocado sobre las murallas, velando sobre Israel, y el vigía, en la quietud de la noche, cuando nadie está vigilando, va a través de los campos al enemigo y hace un acuerdo con él de no gritar cuando el enemigo se aproxima, ese vigía ha traicionado una confianza sagrada. Y Dios pedirá cuenta de la sangre de cada uno de los ciudadanos que murieron a causa del ataque del enemigo, a manos de ese vigía que no cumplió su sagrado deber.

Así, hacer un acuerdo con los enemigos de Dios (que también son los enemigos de la Iglesia), para no gritar cuando se aproxima el enemigo, es una traición. Eso no puede ser dicho de otra forma. No estoy refiriendo por este medio que ellos hicieron esto de mala fe o maliciosamente, pero hablando objetivamente es una traición a una sagrada confianza.

Y tal acuerdo, en primer lugar, no es correcto ante Dios, no tiene estatura moral. Además, como el Padre Miceli me señaló cuando estábamos haciendo unos programas de radio hace unos pocos años, la Iglesia ha tenido 25 años de experiencia que muestra que el Acuerdo Vaticano-Moscú no funciona.

Lo primero sobre esto es que los rusos nunca han cumplido su parte en el acuerdo, de terminar la persecución de nuestros hermanos detrás de la Cortina de Hierro. Ellos sólo cambiaron sus tácticas. He tenido en mi programa de televisión a Josef Terelya, quien pasó 23 años en la cárcel por una razón y sólo una razón, porque él era católico. Y él comenzó su período de prisión en los años 60, alrededor del tiempo o después del tiempo en que fue hecho originariamente el Acuerdo. El es uno de los que conocemos, pero hay muchos miles de otros.

Y así, el Acuerdo Vaticano-Moscú es el mayor obstáculo político por el cual el Santo Padre no hace la Consagración, porque la Consagración sería un ataque directo contra los errores del Comunismo.

El porqué alguna gente
falsifica Fátima

Sé que usted tiene que preguntarse por qué están aquellos que hablan del Mensaje de Fátima sólo en el aspecto piadoso (el cual ciertamente sostengo y apoyo, como dije previamente; el Rosario, el Escapulario y la consagración individual a Su Inmaculado Corazón que son muy importantes) pero ellos no van más allá de señalar que el Mensaje de Fátima también habla sobre los errores de Rusia y también de la absoluta necesidad de la consagración de Rusia.

Eso es porque están aquellos en la Iglesia que sienten que deben dar su apoyo a la política poco atinada y traicionera del Acuerdo Vaticano-Moscú o que deben ser leales con esos dignatarios de la Iglesia que defienden ese pérfido acuerdo.

Es por eso que es importante para nosotros reconocer nuestras propias responsabilidades a la luz de la situación al presente en la Iglesia; tenemos nuestras obligaciones de defender la Fe; tenemos la obligación de hacer conocido el mensaje de Fátima. Tenemos la obligación de vivir nosotros mismos el Mensaje de Fátima. Debemos hacer todo lo que podamos hacer por medio de nuestras oraciones y nuestros sacrificios y también por nuestras obras para contribuir al triunfo del Inmaculado Corazón de Nuestra Señora.

Por eso me gustaría exhortalo a pedir tantos ejemplares de The Fatima Crusader como usted pueda distribuir entre sus vecinos y amigos, hablar sobre esto, estar informado, rezar el Rosario todos los días y ofrecer sacrificios y oraciones por el Santo Padre y por los Obispos. También deberíamos darnos cuenta que éste es un acto de misericordia y lealtad, en realidad un auxilio y ayuda al Santo Padre.

A causa de esa responsabilidad que él asumió al convertirse en Papa, onerosa responsabilidad que sólo él puede cumplir – está más allá de sus propios medios, él necesita la gracia de Dios. Si yo fuera Papa mañana, y eso ciertamente nunca podría ocurrir, también diría eso respecto a mi mismo. Nadie, quienquiera que sea, puede hacer la Consagración de Rusia ordenada en Fátima por su cuenta propia.

Esto no implica una crítica al Papa Juan Pablo II o a alguno de sus predecesores. Él necesita la ayuda de nuestras oraciones. Las consecuencias de no hacer este acto de consagración son terribles. Y son terribles no sólo para nosotros mismos y nuestro propio país, sino que son terribles particular y personalmente para él y para los Obispos.

Algunos otros grupos de Fátima
ignoran las palabras de Nuestro Señor
a la Hermana Lucía

Es interesante que hay dos oraciones en particular que Nuestro Señor mismo enseñó a la Hermana Lucía que no están publicadas en casi ninguno de los libros sobre Fátima.

Fue en Rianjo, una pequeña ciudad marítima en la costa de España, que Nuestro Señor dictó dos oraciones a la Hermana Lucía. Para todos aquellos que están particularmente interesados en el lado pío (y todos deberíamos estar interesados en el lado pío) del Mensaje de Fátima, ¿por qué es que esas dos oraciones no están publicadas por otro grupo en inglés? Es porque esas oraciones están asociadas con un mensaje que dio Nuestro Señor al mismo tiempo. Y ese mensaje es verdaderamente difícil, pero saludable.

Me gustaría relatarle como ocurrió. La Hermana Lucía estaba enferma, estaba fatigada, y necesitaba alejarse de la gente que continuamente la interrogaba. Fue apenas poco después que las apariciones habían sido aprobadas por la Iglesia.

Rianjo

Entonces, en agosto de 1931, la Hermana Lucía fue enviada por sus superiores al pequeño pueblo marítimo, de incógnito. Hasta la gente de la casa donde se estaba alojando no sabía quien era ella; sólo la dueña de la casa, nadie más. Y ella estaba allí, en la capilla de Rianjo, dedicada a Nuestra Señora, y estaba rezando por la conversión de España, Portugal, Europa, Rusia y el mundo.

Fue durante estas oraciones por la conversión de España y Portugal y Europa y Rusia y el mundo, que Nuestro Señor le habló y le dijo "Me consuelas mucho pidiendo la conversión de esas pobres naciones. Pide también a Mi Madre." Entonces El le dictó las dos oraciones.

Una es como sigue: "Dulce Corazón de María, sed la salvación de Rusia, de España, y de Portugal, de Europa y del mundo entero".

La otra, que también hemos publicado en The Fatima Crusader es:

""Por Vuestra pura e Inmaculada Concepción, oh María, alcanzadme la conversión de Rusia, de España, de Portugal, de Europa y del mundo entero."."

Jesús advierte a aquellos que
demoran y obstruyen
Su orden dada en Fátima

Y luego, Nuestro Señor, después de comentar la oración de la Hermana Lucía, continuó diciendo,

"Participa a Mis ministros que, en vista de seguir el ejemplo del Rey de Francia en la dilación de la ejecución de Mi petición, también lo han de seguir en la aflicción."

¿Cuál es la referencia al Rey de Francia? Al Rey de Francia le había ordenado Jesús que consagrara Francia a Su Sagrado Corazón. Y los reyes de Francia, durante cien años, se habían rehusado a hacerlo. La orden fue dada por el Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque y transmitida al Rey.

Eso ocurrió el 17 de junio de 1689. Y el 17 de junio de 1789, a cien años de ese día, el Rey de Francia fue despojado de su poder por el Tercer Estado, y cuatro años más tarde ejecutado públicamente en la guillotina.

"Participa a Mis ministros que, en vista de seguir el ejemplo del Rey de Francia, en la dilación de la ejecución de Mi petición, también lo han de seguir en la aflicción."

Estas son palabras espantosas. Son una amenaza y una profecía. Nuestro Señor no hubiera predicho tan horrible castigo para el Papa y los Obispos si esa no fuera una cuestión seria, si ellos no estuvieran obligados a obedecer.

A pesar de las mentiras hechas circular comúnmente, incluso por gente que pretende ser devota de Fátima, debe saber que esta orden de Dios de consagrar Rusia impone una muy seria obligación al Papa y a los Obispos católicos.

Es por eso que dediqué toda una sección de mi libro (Esclavizacion del mundo o paz… la decision es del Papa) a este tema y la envié a cada uno de los obispos alrededor del mundo. No hubo una sola respuesta rechazando ninguna de las argumentaciones allí reseñadas, y dedicamos toda una sección a la obligación de los Papas y Obispos de obedecer esa orden.

Jesús y María
nuestra única esperanza

Nuestro Señor los amenaza con ese castigo. Al mismo tiempo Él nos aconseja a todos nosotros. Mientras Él se queja por la demora, continúa diciendo, "...lo harán después. Pero será tarde." Él entonces, por así decirlo, vuelve Su atención hacia nosotros los fieles, y a los sacerdotes quienes obviamente no tienen el poder para consagrar un país, tal como lo tienen el Papa y los Obispos. El vuelve Su atención a nosotros y dice, "Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María".

Nuestra obligación personal es recurrir a Jesús y a María. Lo cual nos recuerda las palabras del ángel a los niños cuando les dijo, "Los Corazones de Jesús y de María están atentos a la voz de vuestras súplicas". Sólo pensarlo; los Corazones de Jesús y de María están esperando. Están esperando nuestra respuesta. Están atentos a la voz de nuestras súplicas.

Con estas palabras, "Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María", Nuestro Señor está invitándonos a una mayor oración. Recen, recen, especialmente ahora que ustedes se han dado cuenta que están en extremo peligro porque la Consagración de Rusia no ha sido hecha.

Nosotros todos estamos en peligro de soportar tremendos sufrimientos en esta vida, y muchas almas están en peligro de ir al infierno por toda la eternidad a menos que sea hecha pronto la Consagración de Rusia. Por favor, ahora escuche y obedezca la invitación de Jesús a rezarle a Él y a Nuestra Madre Celestial ahora que sabe que es tan tarde.

Espero que ahora esté más al tanto de los hechos, de los peligros, del retraso en el tiempo, y de la solución que cuando comenzamos.

Pero no se desanime, no abandone la esperanza. Recuerde, nunca es demasiado tarde para recurrir a Jesús y a María. Eso es algo que siempre tenemos que guardar en nuestros corazones.†


Suplemento a
Jesús nos dice "Participa a Mis ministros"
añadido por el Padre Gruner en 2001

En agosto del 1931, en Rianjo, España, Jesús nos da un mensaje extremadamente importante. Jesús le dijo a la Hermana Lucia de Fátima que Él estaba muy degustado porque el Papa y los Obispos Católicos aún no habían obedecido su orden que ellos consagraran a Rusia solemne y públicamente al Inmaculado Corazón de María. Jesús dijo a la Hermana Lucía:

Participa a Mis ministros que en vista de que siguen el ejemplo del Rey de Francia, en la dilación de la ejecución de mi petición, también lo han de seguir en la aflicción. Nunca sera tarde para recurrir a Jesús y a María.

El 26 de junio del 2000, el Vaticano reveló el texto de una visión contenida en el Tercer Secreto de Fátima. En la visión, el Santo Padre es matado a tiros, en efecto ejecutado por un grupo de soldados, mientras él está arrodillado frente a una gran cruz de madera. Después de eso, muchos Obispos y Sacerdotes también son asesinados. ¿No le parece que esta visión, revelada al público el 26 de junio del 2000, corresponde con las advertencias del Señor a la Hermana Lucía en Rianjo, España?

En vista de esta nueva información, debemos examinar de nuevo el mensaje de Rianjo. Aquí, el Señor Jesús está advirtiendole al Santo Padre y los Obispos (Sus ministros), que ellos han de sufrir un castigo parecido al castigo del Rey de Francia, como consecuencia de una desobediencia parecida a la del Rey.

Hay cuatro paralelos que debemos considerar:

  1. Una ejecución pública del Rey de Francia como si el Rey fuera un criminal, y una ejecución pública del Papa como si el Papa fuera un criminal.


  2. El error del Rey de Francia al rehusar a consagrar a Francia al Sagrado Corazón de Jesús, y el error de los Papas al no consagrar a Rusia al Inmaculado Corazón de María.


  3. La desgracia pública de ambos, el Rey de Francia, tanto como del Papa, quienes desafiaron una orden del Cielo.


  4. Lo prometido al Rey de Francia, tanto como al Papa, que habrían de derrotar a sus enemigos personales si la petición del cielo era obedecida.

Fue "todo o nada", todos los beneficios si obedecieran, todo perdido si son desobedientes.

Así como el Rey de Francia habría sido recompensado públicamente por cumplir con la petición del Sagrado Corazón de Jesús en 1689 que fue comunicada al Rey Luis XIV por Santa Margarita María, quien era reconocida públicamente como una santa en aquellos días, el Rey y sus descendientes fueron en vez castigados públicamente cien anos mas tarde por fallar de obedecer. El Papa será recompensado o castigado públicamente de igual manera. Tal como el Rey habría sometido ambos su pueblo y sus enemigos a la consagración si la hubiera hecho, de igual manera el Papa será victorioso contra los errores de Rusia y contra los que propagan esos errores, si él consagra a Rusia.

Ya hemos visto el fin del Rey de Francia por su desobediencia: ejecución pública por la guillotina en manos de sus enemigos. ¿No es, entonces, la visión que fue revelada el 26 de junio del 2000 una profecía del destino que espera al Santo Padre por desobedecer la petición de Nuestra Señora de Fátima quien le ordenó que consagrara a Rusia al Inmaculado Corazón de María?

Jesús dice que el Santo Padre lo hará (la consagración) pero "será tarde". ¿Será demasiado tarde para salvar al Papa presente de la ejecución pública que sufrió el Rey de Francia?

El mensaje de Rianjo es ahora clarificado aún mas por la visión del Tercer Secreto que revela el peligro grave en que están el Papa, los Obispos y Sacerdotes, los Religiosos y hasta los laicos si no cumplimos pronto con la petición de Fátima.

Para evitar la catástrofe, Jesús nos ofrece dos cursos de acción:

  1. "Participa a Mis ministros …" Hagamosles entender lo que les ha de pasar a ellos si no ejecutan la consagración de Rusia bien pronto. Ésta no es una visión del pasado, sino del futuro, y pronto ha de ocurrir si ellos no ejecutan pronto la consagración de Rusia. Ya casi no nos queda más tiempo, Nuestro Señor está protestando la dilación de la ejecución de Su orden.


  2. Oremos mucho por el Santo Padre. Jesús dijo: Orad mucho por el Santo Padre. Él la hará (la consagración) pero sera tarde" La visión revelada el 26 de junio del 2000 nos muestra las consecuencias de ignorar a Nuestra Señora de Fátima. Esta vez, la ejecución no será por la guillotina, sino a manos de soldados con armas de fuego y flechas.

El mensaje de Rianjo, el cual es clarificado aún más por la visión del Tercer Secreto, nos explica que hay dos fuerzas en oposición en el planeta. A un lado está Dios con su divino Hijo Jesucristo y su Santísima Madre María, quienes son honrados en la Tierra (hasta el punto que los ministros sean fieles a estos Seres Celestiales), por el Papa, los Cardenales, Obispos y Sacerdotes, los Religiosos y los laicos quienes ofrecen su fidelidad y servicio a Dios. Al lado opuesto están las fuerzas del diablo, a quien sus ministros sirven, aquellos que promueven "la Revolución". La Revolución está organizada por los miembros de una alianza entre Masones, Marxistas, humanistas seculares y otros grupos que "conspiran contra Dios y su Cristo" (Salmo 2). Los Masones han declarado su guerra contra los Tronos, o sea los Reyes Cristianos elegidos por Dios, y contra los altares, es decir, los varios rangos del sacerdocio Católico y todo el sistema sacramental, es decir, los Siete Sacramentos. El fruto de "La Revolución" fue la revolución francesa del 1789, el reino de terror y el asesinato público del Rey de Francia en 1793; la ejecución por guillotina del Rey Luis XVI, la cual, según Jesús explica en Rianjo, fue resultado de su propia desobediencia, la desobediencia de su abuelo Luis XIV y su padre Luis XV.

"La Revolución" continuó con la victoria bolchevique comunista en 1917, y con más de 100 mil millones de asesinatos cometidos por los Comunistas de Rusia, China, Cuba y otros países comunistas en el siglo XX. "La Revolución", aunque cambia sus tácticas, no ha terminado, sino que continua su guerra contra Dios, contra Su Cristo y Su Iglesia, con intenciones de subyugar a todo el mundo bajo el Nuevo Orden Mundial, bajo las Naciones Unidas, bajo la religión mundial y el reino del anticristo. Lo único que puede evitar que esto ocurra es la consagración de Rusia.

Tanto el Rey, quien sirvió como Rey por la Voluntad de Dios pero perdió su cabeza por su desobediencia de la autoridad Divina, como el Soberano Pontífice, quien al igual reina por la voluntad de Dios, mueren en ejecución pública a manos de sus enemigos y enemigos de Dios, si el Papa no toma acción pronto. Además, el Rey Luis no fue el único que recibió el castigo, pues sus ministros murieron con él. De igual manera, el mensaje de Rianjo avisa y profetiza un castigo de la Iglesia, y no sólo el Papa, pero incluyendo especialmente los que lo rodean, quienes tardaron el mandato del Cielo.

Esta visión dada por Nuestra Señora nos deja ver claramente lo que le ha de suceder al Papa y sus ministros como resultado de rehusar a consagrar a Rusia. Acordémonos que Jesús terminó su mensaje de Rianjo con las palabras: "Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María".†



Referente a la tapa

"Participa a Mis ministros..."

En agosto de 1931, en Rianjo, España, Jesús da un mensaje muy importante. Allí Él dice a la Hermana Lucía que está muy disgustado porque los obispos católicos aún no habían obedecido Su orden de consagrar solemne y públicamente Rusia al Inmaculado Corazón de María. Jesús dijo a la Hermana Lucía:

"Participa a Mis ministros que, en vista de seguir el ejemplo del Rey de Francia, en la dilación de la ejecución de Mi petición, también lo han de seguir en la aflicción."

En esa figura vemos a Jesús dando el mensaje de Rianjo y las consecuencias para los obispos católicos si ellos lo ignoran. Vemos no sólo a la Hermana Lucía recibiendo el mensaje sobre los escalones de la capilla en Rianjo, sino que el artista también ha representado el Milagro del Sol visto no sólo en Fátima sino también en el Vaticano por el Papa en cuatro ocasiones separadas. Para mayor información sobre Rianjo ver páginas 29 y 30.

Pero la promesa de paz después de estos desastres es aún cierta, simbolizada por las palomas de la paz yendo hacia la estatua de Nuestra Señora de Fátima.

Este trabajo explica para nuestro tiempo el significado de Rianjo en el contexto del mensaje íntegro de Fátima.

Sobre el autor

Padre Nicholas Gruner,
S.T.L., S.T.D. (Cand.)

El Padre Nicholas Gruner tiene 68 años y nació en Montreal, Canadá. Es graduado de la Universidad McGill con títulos de posgrado en Teología en la Universidad Pontificia Santo Tomás de Aquino en Roma.

El Padre Gruner es un sacerdote católico en buena situación, y que fue ordenado en el Santuario de Nuestra Señora del Buen Consejo en Frigento, Italia en 1976. En 1978 comenzó su dedicación de lleno al Apostolado de Nuestra Señora de Fátima.

Desde ese entonces, el Padre Gruner ha estado exclusivamente promoviendo, predicando y dando conferencias en los Estados Unidos, Canadá y en el exterior, sobre el Mensaje de Fátima que ha sido aprobado formalmente por la Iglesia Católica y por cinco Papas sucesivos, incluyendo a Juan Pablo II.

Para más información y ejemplares extra de este trabajo contacte:

The Fatima Center
Internet: www.fatima.orgcorreo electrónico: info@fatima.org

Llame al 1-716-853-1822 o escriba a:

En Canadá — 452 Kraft Rd., Fort Erie, ON L2A 4M7
En E.E.U.U. — 17000 State Route 30, Constable, NY 12926
En España — Apartado 4100, 36200 Vigo



amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar