El Secreto de Fátima...revelado

Quinta parte

III. ES URGENTE ESCUCHAR FINALMENTE A NUESTRA SE√ĎORA DE FATIMA

Hemos dicho ya bastante acerca de esto para comprender que nada es tan importante, tan necesario, tan urgente, como el dar a conocer sin demora a todos los fieles de la Iglesia, el texto completo e íntegro del Secreto de María, en su veracidad cristalina, en su riqueza profética y en su Divina trascendencia. Sería apropiado aquí citar las numerosas y sólidas razones que subrayan la urgencia de esta revelación. Me contentaré al final de esta presentación con mencionar los puntos principales.

El Por Qué de la Revelación del Tercer Secreto

1. ‚ÄúPorque la Sant√≠sima Virgen Mar√≠a lo desea.‚ÄĚ Sabemos en efecto que Su deseo no ha cambiado en absoluto desde el momento de Gracia del 13 de julio de 1917 cuando Ella se lo revel√≥ a los tres pastorcitos, y que tampoco ha cambiado desde el 2 de enero de 1944, cuando al aparec√©rsele a la Hermana Luc√≠a en el convento de Tuy, le pidi√≥ que lo pusiera por escrito. Nuestra Se√Īora desea que este or√°culo prof√©tico sea descubierto, que se d√© a conocer. Y la Hermana Luc√≠a, Su Mensajera, ha continuado deseando esta revelaci√≥n p√ļblica tanto como le ha sido permitido, se lo ha pedido urgentemente a aqu√©llos con autoridad, esto lo sabemos.

2. Por el bien de las almas. Contrariamente a la falsedad tantas veces repetida, el Secreto no está dirigido exclusivamente al Santo Padre. Al igual que los otros dos que lo precedieron, está destinado a todos los fieles. Como hijos de la Iglesia, todos somos hijos de María. Todos tenemos el derecho de conocer la benéfica advertencia que Nuestra Madre Celestial nos dirige, en esta hora tan peligrosa, para ayudarnos - a nosotros mismos, a nuestros hijos, a todos nuestros seres queridos - a mantener intacta y con vida en nuestros corazones, la verdadera fe Católica recibida de nuestros antepasados.

3. Mientras el Secreto no sea revelado, ¡la paz del mundo seguirá estando trágicamente amenazada! Permítanme que me explique. Creemos firmemente que mientras no sea consagrada al Corazón Inmaculado de María, en la forma como Dios lo pide, Rusia no será convertida. Y mientras que no sea convertida, liberada de su ateo y perseguidor Bolchevismo y de las garras de las fuerzas satánicas que la esclavizan, el riesgo de un apocalipsis nuclear seguirá siendo una terrible amenaza para el mundo.

Ha sido el deseo de Dios que la paz del mundo dependa, en nuestro siglo, de la fervorosa obediencia filial del Papa y de los obispos a los mandatos de Su Sant√≠sima Madre, cuya aparici√≥n tuvo lugar en F√°tima. Ahora bien, este acto de fe, de docilidad llena de confianza hacia la Mediadora Inmaculada, a trav√©s de la cual nuestros pastores llevar√°n a cabo la consagraci√≥n de Rusia, tambi√©n presupone, e incluso dir√© que antes que nada, la aceptaci√≥n y la revelaci√≥n p√ļblica del Secreto. Esta es una lecci√≥n de la historia: Desde 1960, el encubrimiento deliberado y despectivo del Secreto de Nuestra Se√Īora ha ido acompa√Īado precisamente de la negativa tenaz de llevar a cabo con exactitud Sus otras peticiones. Por otro lado, la publicaci√≥n del Tercer Secreto ser√° el s√≠mbolo claro de que la Iglesia ha reconocido oficialmente la autenticidad Divina y la importancia del Mensaje de F√°tima en su totalidad. ¬°Uno de los mayores obst√°culos para la consagraci√≥n de Rusia deber√° en ese caso ser puesto de lado!

4. Final y especialmente, para el bien de la Iglesia. Dado que la Iglesia, sin duda, est√° pasando por una de las crisis m√°s serias de su historia, que las herej√≠as de toda clase estan siendo ense√Īadas y propagadas, envenenando por todas partes a la gente de Dios, dado que su ‚Äúauto-destrucci√≥n‚ÄĚ contin√ļa sin cesar desde 1960, y que el ‚Äúhumo de satan√°s‚ÄĚ(20) se ha introducido en el lugar santo, para usar algunas de las expresiones de Pablo VI, ser√≠a una verdadera l√°stima y ciertamente incluso un crimen, el que continu√°ramos descuidando, ignorando y despreciando las provechosas palabras de la Virgen Mar√≠a - precisamente en lo que concierne a esta ‚Äėcrisis de la fe‚Äô por la que estamos pasando. Debido a que la Reina del Cielo predijo el peligro, al menos desde 1917, y debido a que Ella ciertamente hab√≠a indicado las causas reales del mismo y, todav√≠a m√°s, debido a que Ella hab√≠a propuesto los remedios eficaces, ¬Ņno es una pena terrible que estos remedios cuyo fin era que se dieran a conocer p√ļblicamente en 1960, todav√≠a no nos hayan sido revelados? ¬ŅNo es escandaloso que por 25 a√Īos, millones de almas hayan estado sufriendo en medio de esta ‚Äúdesorientaci√≥n diab√≥lica‚ÄĚ y que hayan corrido el riesgo de perderse eternamente sin que los pastores de la Iglesia se hayan dignado aceptar la ayuda extraordinaria que el Cielo les est√° ofreciendo?

Debemos Rogarle Repetidamente al Papa

Existen ahora tantas razones que convierten en un deber para nosotros el continuar dirigiendo al Santo Padre nuestras repetidas s√ļplicas para que se descubra el Secreto de F√°tima: Es por el honor de Nuestra Madre, por la salvaci√≥n de nuestros hermanos, por la paz del mundo, por la renovaci√≥n de la Iglesia. No dejemos que nos digan, como trata de hac√©rnoslo creer un reciente informe falso, que el Secreto de F√°tima no puede darse a conocer porque ‚Äú¬°Estar√≠a en riesgo de ser malinterpretado!‚ÄĚ ¬ŅSer√≠a posible que la Reina de los Profetas, quien predijo y anunci√≥ en 1917 tantos eventos imprevisibles en aquella √©poca y que desde entonces hemos presenciado, no hubiera podido preveer este riesgo, al punto de hacer que Su Secreto fuera completamente in√ļtil para la Iglesia? ¬°Esto ser√≠a inconcebible! No, podemos tener la certeza de que Su Secreto es claro, sin la menor ambiguedad ni dificultad de interpretaci√≥n. ¬°Atrev√°monos incluso a decirlo! ¬ŅNo ser√≠a m√°s bien su gran claridad la que est√° inquietando a nuestros pastores? Oremos por lo tanto incansablemente para que nuestro Santo Padre pueda recibir de Dios la luz y la fuerza que le permitan conquistar finalmente todos los obst√°culos. Ya es tarde, pero Jes√ļs lo dice todo a trav√©s de la Hermana Luc√≠a: ‚ÄúNunca ser√° demasiado tarde para recurrir a Jes√ļs y a Mar√≠a‚ÄĚ.

Finalmente, y con esto concluir√©, si el Santo Padre todav√≠a no puede tomar la decisi√≥n de hacer p√ļblico el Secreto Final de Nuestra Se√Īora a trav√©s del ejercicio de su autoridad personal, ¬Ņno podr√≠a, no deber√≠a al menos darle completa libertad al Prefecto de la Santa Sede, o al Obispo de Leiria, o a la vidente misma, para obedecer el mandato expreso de Nuestra Se√Īora, de que el Secreto se d√© a conocer a los fieles?

¬ŅEl Tercer Secreto "En el Indice"?

Porque es un hecho sorprendente el que por m√°s de 25 a√Īos el Secreto de F√°tima, y solamente este Secreto, est√© de alguna manera en el Indice.(21) La Hermana Luc√≠a, y solamente ella, est√° obligada al silencio. El 15 de noviembre de 1966, el Papa Pablo VI revoc√≥ los art√≠culos 1399 y 2318 del c√≥digo de Derecho Can√≥nico, que prohib√≠an la publicaci√≥n de libros y panfletos que propagaran sin autorizaci√≥n nuevas apariciones, revelaciones, o profec√≠as que a√ļn no estuvieran aprobadas por la Iglesia. Y esta revocaci√≥n est√° ahora en el nuevo c√≥digo.(22) As√≠ que desde 1966, cualquiera puede publicar y propagar entre el pueblo Cristiano las revelaciones m√°s fant√°sticas. Cualquier enga√Īo y brujer√≠a; ya nada est√° prohibido. Todo est√° autorizado para ser publicado y ‚Äėel pr√≠ncipe de las mentiras‚Äô se aprovecha h√°bilmente de esta licencia para multiplicar a trav√©s del mundo apariciones falsas y mensajes fraudulentos, que se propagan libremente por todas partes y llevan por mal camino a un n√ļmero incontable de fieles. Solamente ese Mensaje, el Secreto de F√°tima que con toda certeza e incuestionablemente proviene de Dios, es el √ļnico Mensaje cuya publicaci√≥n est√° escandalosamente prohibida.

La conclusi√≥n se impone a s√≠ misma: Ya es hora de que tambi√©n se le permita hablar a la vidente de F√°tima. Y a trav√©s de ella a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, nuestra universalmente querida y amorosa Mediadora y Corredentora. Es urgente que La escuchemos, pues ‚ÄúS√≥lo Ella nos podr√° ayudar‚ÄĚ, como Ella Misma nos lo comunic√≥ el 13 de julio de 1917.(23)

Nuestra Ultima Esperanza - Nuestra Se√Īora de F√°tima

Sus tres Secretos nos revelan en efecto Su triple poder y Su triple misi√≥n, los cuales le fueron confiados por Dios. Dios desea manifestar de la manera m√°s sorprendente en nuestro siglo, esta misi√≥n de Nuestra Se√Īora. Es a trav√©s de Ella, a trav√©s de la visi√≥n del infierno y de la revelaci√≥n de Su Coraz√≥n Inmaculado, el primer Secreto terrible y maravilloso, que √Čl desea convertir a las almas, a todas las almas, y salvarlas, porque Ella es la ‚ÄėMadre Misericordiosa‚Äô y la ‚ÄėPuerta del Cielo‚Äô. ¬°Es a trav√©s de Ella - los mandatos, las promesas, las amenazas en Su Segundo Secreto, que √Čl ha estado buscando salvar a la Cristiandad, para salvarnos de guerras horribles y de la esclavitud del Comunismo! Porque √Čl la ha establecido a Ella como la ‚ÄėReina de la Paz‚Äô. M√°s a√ļn, es a trav√©s de Ella, a trav√©s de la profec√≠a de Su Tercer Secreto, que √Čl desea conquistar hoy aquella ‚Äúola diab√≥lica‚ÄĚ que se cierne sobre la Iglesia, la impiedad que se ha apoderado, incluso en el Santuario, y todas las fuerzas oscuras que se han propagado y que han fomentado la apostas√≠a moderna, pues Ella es la ‚ÄėDefensora de la Fe Verdadera‚Äô y s√≥lo Ella ha recibido de Su Hijo el poder para conquistar todas las herej√≠as en el mundo entero: ‚Äė¬°Cuntas haereses tu sola interemisti in universo mundo!'

¬°Nuestra Gran Esperanza!

Y esta triple misión de la Mediadora Inmaculada que nos revela Su gran Secreto, es también la base firme para nuestra invencible esperanza. Sí, podremos estar seguros de esto cuando finalmente Su Secreto sea revelado completamente y reconocido como auténtico, cuando finalmente Rusia Le sea consagrada solemnemente, y cuando la devoción expiatoria de los Primeros Sábados del mes sea aprobada oficialmente, la fiel y poderosa Virgen, Virgo Fidelis’, Virgo Potens’ realizará sus maravillosas promesas.

Llenos de j√ļbilo, presenciaremos entonces el triunfo de Su Coraz√≥n Inmaculado, que preparar√° el reino universal del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs. Rusia, liberada de sus demonios a trav√©s de un notable milagro de conversi√≥n, regresar√° al redil de la unidad Romana. Un per√≠odo de paz le ser√° otorgado al mundo. La fe Cat√≥lica ser√° predicada en todas las naciones. ¬°Y n√ļmeros incontables de almas ir√°n con j√ļbilo a las Fuentes de la Salvaci√≥n en la Iglesia Unica, Cat√≥lica, Apost√≥lica y Romana de Cristo, guiadas por un solo Pastor!

S√≠, esta hora habr√° de llegar, pero debemos apresurarla nosotros mismos llevando a cabo con amor todas las peticiones de Nuestra Se√Īora desde este momento en adelante.

Porque Ella nos necesita. ‚ÄúLos Tiempos Modernos‚ÄĚ, sol√≠a decir Maximilian Kolbe, ‚ÄúEst√°n dominados por satan√°s y lo estar√°n a√ļn m√°s en el futuro ... S√≥lo La Inmaculada ha recibido de Dios la promesa de la victoria sobre satan√°s, pero estando en la gloria del Cielo, Ella nos necesita hoy para que trabajemos junto con Ella. Ella busca almas que est√©n enteramente consagradas a Ella, que en Sus manos se conviertan en una fuerza para conquistar a satan√°s, y que bajo Su direcci√≥n se conviertan en medios eficaces para establecer el Reino de Dios‚ÄĚ.

Notas y Referencias Bibliogr√°ficas de
¬°El Tercer Secreto Revelado!